Cartas al director: Por un Aragón solidario con su territorio

OSTA (Organización Sindical de Trabajadores de Aragón)

Por primera vez en muchos años, Aragón puede encarar su futuro con optimismo. Los principales indicadores macroeconómicos (tasa de crecimiento, tasa de Empleo, afiliación a la Seguridad Social, Exportaciones, Consumo energético) indican que Aragón goza de una coyuntura económica favorable y sostenida, por encima de la media del Estado. Asimismo, la amenaza que suponía el Trasvase del Ebro, contenida en el PHN, se ha esfumado gracias a la contundente oposición del pueblo aragonés. OSTA considera que este es el momento de actuar con visión de futuro y aprovechar esta situación para sentar las bases del Aragón que queremos.

Los retos de Aragón

En la última década Aragón ha visto agudizada la despoblación de su vasto territorio así como el envejecimiento de su población. Por otra parte, cada vez existe una mayor demanda de servicios sociales orientados a la atención de personas dependientes, que permitan incrementar la disponibilidad de tiempo de los cuidadores y conciliar su vida familiar/personal y laboral.

La universalización de la sanidad y de la educación, teniendo en cuenta la distribución de nuestra población y nuestro territorio, supone la asignación de un porcentaje muy alto de los recursos económicos disponibles. El incremento de población inmigrante viene acompañado de mayor demanda de servicios públicos y sociales. En el apartado económico, debemos reducir al máximo la amenaza de la deslocalización de empresas.

Las Propuestas

Sin dejar de seguir avanzando en el desarrollo de sectores estratégicos ya iniciados, como la logística o el turismo, OSTA considera que Aragón debe disponer de un presupuesto expansivo y de carácter social que consolide nuestro Estado de Bienestar, haciendo especial incidencia en dos Áreas de Gobierno: Servicios Sociales y Familia y Ciencia Tecnología y Universidad.

Inmigración

La inmigración se plantea como una solución a la despoblación y el envejecimiento, por tanto, debe ser tratada mediante programas específicos que mejoren las condiciones de vida de los inmigrantes y que sensibilicen a los demás aragoneses sobre la importante función social que cumplen, al tiempo que promuevan su plena integración como aragoneses del futuro.

La importancia que la inmigración tiene en el desarrollo económico de Aragón, hace que sea más evidente la necesidad de reivindicar al Gobierno Central, mayor grado de competencias en esta materia.

Red Comarcal de Servicios Sociales

El éxito de la Comarcalización depende de la capacidad del Gobierno de Aragón de garantizar, a todos los aragoneses, el acceso a los servicios públicos en las mismas condiciones de calidad. No se trata únicamente de transferir sino de dotar de los medios necesarios para que se puedan prestar esos servicios. No hagamos con las comarcas lo mismo que criticamos de Madrid.

En base a lo anteriormente dicho, para atender las demandas de carácter social, es preciso establecer una Red Comarcal de Servicios Sociales (guarderías, centros de día para mayores, residencias de asistidos y no asistidos), bajo los principios de suficiencia, sostenibilidad y eficacia de las inversiones realizadas. Evitando la construcción de Residencias Geriátricas inviables económicamente, consecuencia de una deficiente planificación. En esta línea, dada la baja densidad de población de la mayoría de nuestras comarcas, es preciso establecer planes de coordinación entre ellas, para garantizar la viabilidad económica de los servicios. Asimismo, es preciso incrementar suficientemente la oferta, de estos servicios, en las ciudades.

Deslocalización

El fenómeno de la deslocalización de empresas, es una consecuencia lógica de la economía de mercado, por tanto perfectamente previsible. OSTA no se explica cómo es posible que al Gobierno de Aragón le haya pillado por sorpresa. Esta debilidad de nuestro sistema, debe ser inmediatamente corregida.

En Aragón contamos con unos niveles salariales competitivos, con trabajadores cualificados, un altísimo porcentaje de población que realiza estudios de nivel superior y un sector financiero con buena disposición para facilitar las inversiones. Por tanto, resulta evidente que lo que nos falta es: población, infraestructuras y el valor añadido que supone la I+D+I. El Gobierno de Aragón debe conseguir que el Gobierno Central reconozca y satisfaga la deuda histórica en infraestructuras. El Presupuesto del 2005 debe apostar de forma decidida en I+D+I, resulta triste reconocer que en Aragón se gasta más en lotería que en investigación.

Es preciso destinar como mínimo el 1% del PIB aragonés a programas de carácter científico-técnico y aumentar la dotación económica de la Universidad, para permitirle crear núcleos académicos y de investigación de calidad así como campus tecnológicos.

En cuanto a otro tipo de medidas, desde OSTA proponemos:

-Que los Presupuestos 2005 incrementen la dotación de las sociedades capital-riesgo, al tiempo que se reducen las transferencias de recursos a las empresas y sociedades impulsadas por el Gobierno de Aragón, que ya disponen de una trayectoria que permite evaluar su viabilidad.

-El desarrollo de sectores emergentes como la industria aeoránutica, tanto para usos civiles como militares. En este sentido, OSTA considera muy interesante aprovechar los terrenos del Ministerio de Defensa en San Gregorio, para construir un banco de pruebas y aeropuerto militar que liberara de esta misión al aeropuerto de Zaragoza, recuperando para Aragón parte del campo de maniobras.

Financiación-Impuestos solidarios con el territorio.

Respecto a la obtención de recursos, resulta evidente que el Gobierno de Aragón, en el debate abierto en el seno del Consejo de Política Fiscal y Financiera, debe reivindicar un modelo propio de financiación que, contemplando sus características demográficas y territoriales, posibilite su desarrollo.

Para que el ciudadano vincule los impuestos que paga a la obtención de unos servicios adecuados, debe contar con una Administración eficaz que elimine el gasto corriente innecesario, y que adapte su estructura al nuevo mapa territorial de Aragón.

La distribución de la población supone una gran dispersión de los usuarios de los servicios sanitarios y educativos, lo cual incrementa notablemente su coste, OSTA propone en el Presupuesto del 2005, la creación de impuestos solidarios con el territorio, que estimulen una cultura de solidaridad entre los zaragozanos y el resto de los aragoneses.

En definitiva, los Presupuestos del 2005 deben propiciar un claro avance hacia un Aragón más solidario y próspero.

Comentarios