Cartas al director: La consejería de educación y las necesidades educativas especiales

Eduardo Marco Valle, Secretario de CHA-Plana de Uesca. Pedagogo.

Una de las propuestas más progresistas de la LOGSE fue la ?Atención a la Diversidad?, es decir, el planteamiento de un currículo integrador y comprensivo del que pudieran participar en la medida de sus posibilidades la generalidad del alumnado, tanto los que progresaban con normalidad, como los que experimentaban algún tipo de ?discapacidad? de raíz personal o social.

La ?Integración Escolar?, como también se la conoció, tenía entre sus premisas la de que la atención a los alumnos con N.E.E. no era una responsabilidad exclusiva del profesorado especialista (Pedagogía Terapéutica y Logopedia), sino que, al ser el centro escolar el que debía dar una respuesta educativa adecuada a las necesidades demandadas por el alumno, todo el profesorado podía atender a este alumnado en determinadas ocasiones y para determinadas actividades. Durante estos años hemos visto en nuestras aulas cómo alumnos con retraso escolar o con desconocimiento del castellano eran atendidos mediante una enseñanza personalizada por los propios tutores cuando a sus aulas llegaban profesores/as de E.F., Música, Idioma Moderno? que les permitían atender las necesidades educativas de este alumnado logrando excelentes resultados.

Merece reconocimiento y valoración la actitud responsable y comprometida del profesorado de nuestros colegios asumiendo esta tarea hasta entonces inédita, que le exigía un esfuerzo añadido de formación y un tiempo extra para la preparación de las clases y la corrección de los trabajos de sus alumnos. Esta actitud estaba asumida por la generalidad del profesorado y adoptaba diversas formas: colaborar con otro profesor/a dentro del aula, trabajo individual o en pequeño grupo en aulas de apoyo, talleres de lenguaje etc.

Desde esta perspectiva de colaboración e implicación de TODO el profesorado en la atención al alumnado con NEE (discapacitados, inmigrantes, minorías étnicas?), no se entiende la política seguida por la Consejería de Educación en los últimos años, que se ha acentuado notablemente en el actual. Dicha política consiste en sacar sistemáticamente las plazas de profesores especialistas (E.F., Música, Idioma Moderno) con el perfil de ?tutores?. Esta decisión no es baladí, sino motivada por un móvil meramente economicista. ¿Por qué?. Veamos un ejemplo.

Cuando un profesor de Inglés llega al aula de 3º B, el tutor puede dedicar esa sesión a atender dos alumnos con dificultades de aprendizaje en el aula de 3º A, o puede hacerse cargo de un taller de lengua española para cinco inmigrantes sin idioma. Pero si el profesor de Inglés es a la vez tutor de 5º A, al profesor sustituído no le quedará otra alternativa que dar clase de Sociales en 5º. Lo cual no es malo, pero? ¿Quién atiende a los dos alumnos con retraso escolar o a los cinco inmigrantes sin idioma?.

Esta política educativa adoptada por la Consejería de Educación está originando una pérdida considerable de posibilidades de atención a los alumnos con NEE en todos los centros, pero mucho más grave en la zona rural, donde los recursos humanos son más escasos. Imaginemos una localidad con tres maestros/as en la que los tutores sean a la vez especialistas en Idioma, E.F. y Música. Si tienen que sustituirse entre ellos, ¿Quién, aún deseándolo, atenderá a esa niña rumana que desconoce el español?.

Es un hecho comprobado y asumido por las autoridades educativas que las NEE en los centros van a ir en progresivo aumento, fundamentalmente por el fenómeno migratorio. El aumento de logopedas y profesores de Pedagogía Terapéutica no es equiparable al de las necesidades suscitadas y, para colmo, se recurre a medidas economicistas que impiden el aprovechar un enfoque de atención a las NEE a partir del compromiso del profesorado con esta importante y necesaria tarea.

Sra. Consejera, los ordenadores en los colegios están bien, los libros gratuitos (a condición de que permitan a los alumnos un aprendizaje activo) también, pero lo verdaderamente decisivo es que haya profesorado disponible y dispuesto para atender las necesidades de los alumnos. El profesorado ya ha demostrado que está dispuesto. ¿Permitirá su Departamento que también esté disponible?. Usted tiene la palabra. Sería una lástima que la inversión en ordenadores y libros tuviera el efecto de impedir el trabajo de profesores con el alumnado con mayores necesidades.

Comentarios