La DPH renueva el convenio firmado con el centro Arcadia para la gestión de bibliotecas municipales

2004092020 dph bibliotecas.jpg

La última comisión de Cultura acordó renovar y ampliar el convenio de colaboración que suscribió en el año 2001 la Diputación de Huesca con el Centro Especial de Arcadia (CEE) para la gestión de las bibliotecas municipales de la provincia altoaragonesa. El acuerdo que tendrá una vigencia de tres años supondrá una inversión de 54.000 euros, a razón de dieciocho mil euros por ejercicio.

Este proyecto permitirá la catalogación sistemática e informatizada de los fondos bibliográficos que atesoran las bibliotecas municipales de la provincia de Huesca, en cuya gestión y mantenimiento colabora la Institución provincial desde el año 1990.

El acuerdo establece que deberá ser la DPH quien defina qué bibliotecas se beneficiarán de este programa, una vez que los propios ayuntamientos envíen las solicitudes, de acuerdo a una selección cuyos criterios serán marcados por los técnicos del departamento de Cultura de la Corporación provincial. Para la catalogación de estos fondos se ha utilizado el programa informático LIBER MARC. Además, desde Cultura se planificará el trabajo a realizar y se ocupará de coordinar el traslado y transporte de los fondos documentales desde las bibliotecas a la sede social de Arcadia.

Recordemos que la colaboración entre la DPH y el Centro Especial de Empleo Arcadia (CEE) se inició en el año 2001 con la firma de un convenio que ha permitido la catalogación de numerosos fondos documentales. Este proyecto perseguía dos objetivos, por un lado, colaborar en la integración laboral de personas con ciertos grados de discapacidad, y por otro lado, prestar apoyo a la gestión de estos centros públicos en una de las tareas que requiere una gran inversión de tiempo: la clasificación automatizada de sus fondos bibliográficos.

Por su parte, el CEE se comprometía a registrar los fondos de las bibliotecas, a adquirir las herramientas y programas informáticos necesarios para desarrollar este trabajo, a controlar la calidad de los archivos catalogados y ahora, como novedad, a colaborar en la formación de los bibliotecarios municipales de la provincia, especialmente, en las tareas de gestión automatizada de estos centros públicos.

Desde el año 2001 se han catalogado más de 25.000 documentos procedentes de las bibliotecas de Grañén, Gurrea de Gállego, Lalueza y Sariñena. De forma inmediata, se va a proceder a iniciar la catalogación de los fondos de la extensión bibliotecaria de San Lorenzo del Flumen (Lalueza) y de la Biblioteca de Tardienta. Los ayuntamientos que deseen participar en este proyecto deberán abonar la cantidad de 0,50 euros por volumen catalogado.

En el taller trabajan seis personas con diversas minusvalías psíquicas que están asesoradas por un monitor a la hora de realizar la catalogación y el control de los fondos bibliográficos aportados por los ayuntamientos. Desde el Centro Arcadia se organizan los fondos para el préstamo automatizado trasladando a cada una de las bibliotecas las fichas de los documentos en soporte informático.

Este nuevo programa de Administración de Bibliotecas viene a completar el programa de talleres desarrollados por el Centro Arcadia (serrería, confección, jardinería y lavandería). Los trabajadores contratados reciben una remuneración por el trabajo que realizan. ?La idea ?según señalan fuentes de la Institución-, es conseguir insertar laboralmente a estos enfermos mentales, facilitando su desarrollo personal y social, introduciéndolos en el mercado?.

En este sentido, la diputada de Cultura, María Antonia Brusau, expresa ?el deseo de la Diputación de Huesca de seguir colaborando en este tipo de iniciativas de carácter social y laboral, y cuyo respuesta municipal ha sido muy satisfactoria?.

Comentarios