La vendimia en el Somontano podría sobrepasar las expectativas previstas

2004092121 Vendimia.jpg

El buen tiempo está ayudando a que la recogida de la uva en la Denominación de Origen Somontano se desarrolle con tranquilidad. Una vendimia que se espera sea larga, en la que está previsto recoger cerca de 23 millones de kilos de uva, aunque los datos recogidos hasta el momento reflejan que la cantidad podría verse desbordada. Una vez cosechada la uva de maduración temprana, en los próximos días está previsto que se dé inicio a la recogida de variedades como el Tempranillo o la Cabernet-Sauvignon.

La lentitud con que se realizando la vendimia viene dada por el proceso de maduración de la uva, que también está siendo lento. Algo que por otra parte está permitiendo a las Bodegas trabajar con más tranquilidad en los procesos de maceración de la uva. Una cosecha que se prevé larga, con la preocupación de que las condiciones meteorológicas se vuelvan en contra, lo que conllevaría a acelerar la vendimia.

Hasta el momento se ha llevado a cabo la recogida de las variedades de maduración temprana, como son Chardonnay, Gewürztraminer, y Merlot, a la espera de que las variedades más tardías como son el Tempranillo y la Cabernet-Sauvignon lleguen a su punto de maduración. Todas ellas dentro de unos parámetros de calidad que Beroz califica de ?excelentes?.

Una cosecha que se prevé histórica, tanto en calidad como en cantidad, propiciada en parte por el aumento del número de hectáreas, que se ha doblado en los últimos cinco años, llegando a las 4.500. El presidente del Consejo Regulador sostiene que las previsiones podrían superar los cerca de 23 millones de kilos de uva, anunciados en un principio, aunque todavía habrá que esperar.

Una de las preocupaciones de la Denominación de Origen es precisamente la falta de espacio físico en las Bodegas. Beroz asegura que se está haciendo un gran esfuerzo en este sentido, de tal forma que se pueda recoger el 100% de la producción, confiando en que no haya ningún problema.

Aunque todavía es pronto para determinar una fecha concreta, Beroz adelanta que, si las condiciones climáticas acompañan, entre el 15 y el 20 de octubre la vendimia llegará a su fin. ?Prolongar la cosecha más tiempo tampoco sería bueno para la uva que correría el riesgo de pudrirse?.

Comentarios