CHA exige al Gobierno Zapatero que cierre la “herida” de Jánovas en esta legislatura

En la pasada legislatura se conoció que el Estudio de Impacto Ambiental del embalse de Jánovas había sido declarado negativo, tras lo cual se sucedieron compromisos incumplidos por parte del Partido Popular a la hora de llevar a cabo importantes inversiones en la zona afectada (18 millones de euros). Es lo que dice CHA que asegura además que ahora no hay excusas porque nos encontramos ante un escenario es inmejorable tras la pérdida del ayuntamiento de Fiscal por parte del Partido Popular.

Además dice CHA que esto se suma al acuerdo firmado por parte del Equipo de Gobierno de la Comarca de Sobrarbe a la hora de reivindicar la retirada de la concesión de aguas del complejo del Ara-Cinca para la explotación hidroeléctrica como paso ineludible para la solución del contencioso de Jánovas y, vinculado a ello y en colaboración con el Gobierno de Aragón, la propuesta de elaboración de un estudio que dé solución al desierto demográfico del Valle de La Solana, a lo que se suma la actual redacción de un Plan de Rehabilitación y Desarrollo Sostenible de la zona afectada.

Si en el año 1984 fue Miguel Godía, un Gobernador Civil del PSOE el que echaba de Jánovas a la familia Garces, 20 años después y cuando la Nueva Cultura del Agua está impregnando el Ministerio de Medio Ambiente, desde CHA se solicita el compromiso del Gobierno Central para que sin dilación y dentro de esta legislatura se cierre la ?herida? de Jánovas y el valle del Ara en su totalidad pueda volver a ser lo que fue, un valle próspero y vivo.

Cesar Ceresuela recuerda que ?desde el año 1951 en que se iniciaron todos los trámites para la expropiación y expulsión de los vecinos se ha originado un grave perjuicio en todo el valle del río Ara, con un alto coste económico de recuperación al que hay que añadir el coste de expectativas, es decir todo aquello que durante más de cincuenta años pudiera haberse hecho y que, por culpa del proyectado pantano, no se ha llevado a cabo: carreteras, inversiones de programas europeos, iniciativas de turismo y empleo, etc?.

Chunta Aragonesista asegura que son las entidades responsables las que ahora deben dar facilidades para resolver este larguísimo contencioso; la empresa ERZ titular actual de una concesión que en manos de Iberduero inició todo el expediente; el Gobierno de Aragón, a través de las Cortes de Aragón, que aprobaron el denominado Pacto del Agua en 1992 y como actor principal, el Gobierno de España, que a través de la Confederación Hidrográfica del Ebro se ha empeñado durante décadas en llevar adelante una obra irracional.

En mayo de 2003 la Audiencia Nacional condenó a la administración y a Endesa-ERZ al inicio inmediato del expediente de caducidad, por lo que ante esta situación el diputado de CHA en el Congreso, José Antonio Labordeta, preguntará al Gobierno Central sobre la fecha para publicar en el BOE la retirada de la concesión de aguas del complejo del Ara-Cinca como paso ineludible para la solución del contencioso, así como a cuanto va a ascender la partida económica que va a aportar el Gobierno Central para el Plan de Restitución, que incluya recuperación, rehabilitación o nueva construcción de todos los edificios, campos de cultivo, caminos, carreteras, puentes, redes eléctricas, comunicaciones, y servicios varios, tanto del ámbito privado como del público, pasos que deben venir acompañados de la devolución integra de los patrimonios adquiridos por Iberduero a sus antiguos propietarios.

Para Ceresuela, ?en la víspera de la cebración de la fiesta de Jánovas en honor a San Miguel, un compromiso claro y público del Gobierno Central para acabar con esta pesadilla es lo mínimo que se merecen unos vecinos que saben como pocos que es el sufrimiento y la injusticia?.

Comentarios