Trágica semana en el Altoaragón

Los últimos días han sido especialmente trágicos en el Altoragón. En diferentes sucesos, han muerto un total de 8 personas. El último accidente, este mismo viernes, ha provocado que una persona resultase herida de gravedad en el término municipal de Bailo, en la A-132. La motocicleta en la que viajaba el herido colisionó con una valla de protección y cayó posteriormente en la calzada.

El jueves, una personas fallecía en un accidente de circulación ocurrido a las 13:00 horas en el kilómetro 97?400 de la carretera N-230 (Lérida-Francia por Viella), en el término municipal de Arén, al colisionar frontalmente un turismo y un camión.

A última hora de la tarde del martes, el cuerpo sin vida de un hombre de 67 años fue hallado en la Huega del monte de Ipiés y de Lanave, en un lugar conocido como Parapeto Los Ángeles, en el término municipal de Sabiñánigo.

También el martes, fuerzas del Grupo de Montaña de Benasque de la Guardia Civil, un médico del CUEMUM y el helicóptero de la UHEL-41, rescataban a un joven de 24 años de edad, domiciliado en Getxo (Vizcaya), que sufrió una caída cuando realizaba la escalada de la Cresta de Salenques-Tempestades junto a otro montañero.

En la madrugada del martes, tras una larga búsqueda que se prolongó por espacio de tres horas y media, se logró localizar en el interior del pantano de la Sotonera el cadáver de un hombre de 51 años, vecino de Huesca, que se había desplazado a la zona para practicar wind-surf. Su desaparición fue comunicada por su mujer al ver que tardaba en regresar al domicilio.

El fin de semana pasado se cerró con cuatro muertos. Dos personas fallecían en la madrugada del sábado en un accidente de tráfico en la A-139, cuando un vehículo todo terreno sufría un accidente cuando circulaba por la carretera A-139, en el término municipal de Sahún, cerca de Francia, en el que el vehículo se precipitó al vacío cayendo al cauce del barranco de Eriste. Otra víctima falleció en un accidente de montaña, y la cuarta era localizada sin vida en Monzón en un paraje denominado Torre Armengol-Camino Sierra Medina donde se ahogó. Se trataba de una mujer de 90 años que cayó de forma accidental en una balsa de riego. El montañero falleció al sufrir una parada cardiaca cuando se encontraba en el Font de Blanca en el Valle de Anisclo. Se trataba de un hombre de nacionalidad alemana de 67 años.

Comentarios