Sensibilidad deportiva

Luis Abadías

La reunión de la SD Huesca con las instituciones volvió a poner de manifiesto que el apoyo institucional a los principales equipos deportivos y deportistas sigue siendo una asignatura pendiente en Aragón.

No sé si es por miedo al que dirán (cosa que no sucede con otras acciones culturales o sociales) o porque no interesa, pero lo cierto es que en Aragón llevamos una política diferente en los apoyos al deporte que nos deja siempre en un segundo plano y desde hace tiempo ya lejos de la élite en muchos deportes, excepto en fútbol con el Real Zaragoza que es una Sociedad Anónima Deportiva y que camina con paso firme gracias a la familia Solans.

No deben ser las instituciones las que tiren del carro pero sí las que den el ejemplo a otras empresas privadas para apoyar algunos proyectos que está costando sacar adelante por la falta de sensibilidad deportiva que hay en esta comunidad aragonesa. La falta de esa sensibilidad hacia el deporte en la mayoría de nuestros políticos implica perfectos desmarques de algunas empresas potentes en Aragón en apoyar al deporte.

Todo ello metido en una coctelera nos deja que al baloncesto le falta un empujón para subir un peldaño y llegar en Zaragoza a ACB y en Huesca a LEB. El balonmano está en una situación parecida y sin apoyos es difícil que el BM Aragón llegue a la ASOBAL y Huesca se consolide en División de Honor B y en fútbol para la SD Huesca es fundamental conseguir un respaldo social e institucional para cubrir el presupuesto más alto de su historia. Y así podríamos seguir con otros deportes como baloncesto femenino, fútbol sala, waterpolo, voleibol etc....

Todo ello sin olvidarnos que hay deportistas que se mueven en la élite y de los que solamente nos acordamos cuando ya están en lo más alto con su esfuerzo deportivo y económico. En Aragón está claro que sigue faltando sensibilidad deportiva.

Comentarios