Este martes la empresa LIESSER Cinca inicia la producción de motores en Barbastro

La empresa LIESSER Cinca de La Almunia de San Juan ya ha comenzado el trabajo en la sección de motores de las instalaciones que el Grupo SEB tiene en Barbastro, al que se han incorporado ya los veinte trabajadores. La producción va a ir destinada a las factorías que la multinacional francesa tiene en Urnieta, Méjico y Egipto. Decisión que se tomaba la semana pasada cuando el representante de la empresa altoaragonesa llegaba a un acuerdo con la dirección industrial del grupo SEB en Francia.

Tras realizar las comprobaciones pertinentes y la puesta a punto de la maquinaria está previsto que este martes se inicie la producción de motores, cuya plantilla está formada por veinte trabajadores que pertenecen a la antigua sección de motores de la planta barbastrense, que se encargarán de fabricar el denominado ?motor 80? destinado a los picadores y licuadoras que comercializa SEB Ibérica, aunque se está trabajando en el diseño de un nuevo motor.

Noticia de la que se alegra el ex presidente del comité de trabajadores de la factoría de SEB Ibérica, Juan José Leache, aunque se muestra escéptico en cuanto al futuro que pueda tener esta actividad.

Leache ha manifestado que ?todo lo que sea crear puestos de trabajo es positivo?, aunque en ocasiones no sea suficiente. En ese sentido, considera que el mercado laboral en el Somontano es reducido, destacando la dificultad a la hora de encontrar un puesto de trabajo digno?.

La intención de la empresa LIESSER es intensificar la producción a lo largo de los próximos meses e incrementar la plantilla de trabajadores. Iniciativa en la que la Dirección del Grupo SEB ha puesto todas las facilidades para que esto se lleve a cabo. Nuevos puestos de trabajo que se suman a los setenta que anunciaba el presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias durante el transcurso de la inauguración de la XLIII edición de FERMA, con la instalación en Barbastro de la empresa ?Poliamidas del Alto Aragón, S.A.?.

Mientras tanto, el resto de trabajadores afectados por el cierre de la factoría barbastrense, continúa percibiendo las prestaciones por desempleo. Una situación nada fácil que hace que muchos de ellos se estén planteando el futuro, incluso fuera de la comarca, ?si no se potencia más la industria?.

Comentarios