Nace un caballo Przewalski en “Lacuniacha”.

El Parque Faunístico de los Pirineos Lacuniacha tiene desde este lunes un habitante nuevo , no se trata de un ejemplar cualquiera, el recién nacido es un caballo de Przewalski, esta especie que se encontraba en peligro de extinción, ya que estaba desaparecida de su medio natural, es una de las salvadas gracias a los zoos.

El caballo de Przewalski, es la forma primitiva del caballo doméstico, pero es una especie diferenciada, puesto que tiene distinto número cromosómico.

Antiguamente había tres subespecies: Caballo salvaje de las estepas del sur de Rusia o "Tarpán de las estepas", "Tarpán de los bosques" más pequeño. Desaparecido de Centroeuropa ya a principios de la edad media, aún vivió varios siglos retirado en los bosques de Polonia, de Lituania y en la antigua Prusia, hasta que en 1814 sucumbieron los últimos ejemplares.

Caballo salvaje de las estepas orientales o caballo de Przewalski, sobrevive actualmente en Mongolia y China occidental, en pequeñas manadas residuales.

Casi desaparecido en estado salvaje, la extinción tendría que ser evitada con reintroducciones en el medio natural de ejemplares nacidos de escasa y deficiente población cautiva, ya que la cría de los caballos de Przewalski en cautividad no resultaba nada fácil.

El apareamiento ocurre generalmente en primavera. La gestación dura 340 días, nace una sola cría que es amamantada durante 6 meses.

Se alimenta de hierbas frescas, heno de buena calidad, alfalfa fresca, cereales, concentrados, zanahorias, remolacha forrajera, manzanas, Sauce, álamo, abedul, haya, aliso, fresno...

Tiene actividad diurna, es un corredor veloz y resistente. Normalmente forma pequeñas manadas de yeguas dirigidas por un semental dominante que expulsa de ella a los machos jóvenes y mantiene duros duelos con sementales intrusos. La longevidad máxima es de 34 años

Comentarios