Las Cámaras aragonesas convocan ayudas para las Pymes exportadoras

Las pequeñas y medianas empresas aragonesas pueden solicitar ya las ayudas que las Cámaras de Comercio e Industria de Zaragoza, Huesca y Teruel, Aragón Exterior (Arex) y el Gobierno de Aragón van a destinar para fomentar las actividades exportadoras. La convocatoria, realizada por primera vez por las Cámaras aragonesas, está destinada a potenciar y reforzar la presencia empresarial de Aragón en el mundo.

Las ayudas servirán para fomentar la participación de las pymes aragonesas en ferias internacionales y en misiones comerciales, para homologar y comercializar sus productos en el extranjero, para contratar técnicos en comercio exterior o para publicitar y promocionar los negocios, entre otras muchas actividades.

Subvenciones

Las subvenciones que convocan las Cámaras de Comercio aragonesas cubren hasta el 30% de los gastos para estas actividades de las empresas, y en los procesos de reparto de las ayudas tendrán prioridad los proyectos destinados a los países que se acaban de integrar en la Unión Europea. El plazo para pedir las ayudas acaba el próximo 15 de octubre. Tanto los proyectos individuales de empresas como los de los consorcios y asociaciones podrán optar a las ayudas de este plan de apertura al exterior.

La web de la Cámara de Comercio de Huesca (www.camarahuesca.com) ha puesto a disposición de las empresas toda la información necesaria para acceder a estas ayudas y los formularios para solicitarlas. La convocatoria ha salido publicada en el Boletín Oficial de Aragón (BOA) del 24 de septiembre.

300.000 euros

El volumen total de las ayudas asciende a los 300.000 euros. El reparto de la cuantía de las subvenciones se ha realizado de manera proporcional al número de empresas de cada provincia, de tal forma que las pymes zaragozanas con programas de comercio exterior recibirán 210.000 euros; las oscenses, 51.000; y las turolenses se repartirán 39.000 euros.

El convenio entre las Cámaras y el Gobierno autónomo, firmado este año, puso de manifiesto que la internacionalización de las empresas es necesaria para afianzar la competitividad del tejido empresarial aragonés. Para cumplir este objetivo, se insistió en la necesidad de desarrollar una política activa de impulso al comercio exterior, así como la necesidad de aprovechar el efecto dinamizador de las inversiones extranjeras en Aragón.

Comentarios