Cartas al director: Contrastes

César Ceresuela López, Militante de CHA-Sobrarbe

El pasado sábado la Asociación de Agricultores de Jánovas y Lavelilla recuperaron la fiesta de San Miguel, a la que acudieron más de 300 personas.

No era una fiesta más de las numerosas que pueblan nuestra comarca, era una fiesta marcadamente reivindicativa, como así atestiguaban las camisetas de los participantes con el lema: ?Jánovas, ¡reversión ya!

Pregón, chupinazo, concierto de música clásica, ronda jotera reivindicativa, comida popular, lectura de manifiesto y baile con la entrañable y mítica Orquesta Sobrarbe. Todo ello en un ambiente de contrastes, banderas y casas dinamitadas, sonrisas y lágrimas, alegría y tristeza, júbilo y desesperación, recuerdos y esperanzas.

Entre los numerosos participantes, ausencia total de cargos institucionales ya sean alcaldes, presidente de comarca, senador, diputado autonómico, presidente de ADELPA, diputado provincial e incluso el alcalde de Boltaña, otrora ?lider? del movimiento por la dignidad de la montaña. ¿Será porque no es año electoral? ¿Será porque no hay ninguna novedad interesante que trasmitir a los antiguos vecinos del valle del Ara? ¿Será por indiferencia?

Yo confío en que la causa fue que estaban preparando un documento para hacérselo llegar al día siguiente al Ministro Caldera, ?hombre fuerte? del PSOE, que nos visitó al día siguiente en Ligüerre de Cinca.

Seguro que le explicaron que tras ser declarado negativo el Estudio de Impacto Ambiental del embalse de Jánovas, ahora no hay excusas porque nos encontramos ante un escenario inmejorable, ya que a la pérdida del ayuntamiento de Fiscal por parte del Partido Popular, se suma el acuerdo firmado por parte del Equipo de Gobierno de la Comarca de Sobrarbe (PSOE-PAR-CHA) reivindicando la retirada de la concesión de aguas del complejo del Ara-Cinca como paso ineludible para la solución del contencioso de Jánovas y, vinculado a ello y en colaboración con el Gobierno de Aragón, la propuesta de elaboración de un estudio que dé solución a la destrucción del Valle de La Solana.

Seguro que le solicitaron la necesidad de impulsar sin dilación un Plan de Rehabilitación y Desarrollo Sostenible de la zona afectada, que recoja el coste de expectativas, es decir, todo aquello que durante más de cincuenta años pudiera haberse hecho y que, por culpa del proyectado pantano, no se ha llevado a cabo: carreteras, inversiones de programas europeos, iniciativas de turismo y empleo...

Seguro que avergonzados de que en el año 1984, Miguel Godía, un Gobernador Civil del PSOE echara a la familia Garcés de Jánovas, le solicitaron el compromiso del Gobierno Central para que dentro de esta legislatura se cierre la ?herida? de Jánovas y el valle del Ara en su totalidad, para que sus antiguos vecinos recuperen sus propiedades y hablemos de vida y prosperidad. ¿Seguro?

Comentarios