A finales de junio se reanuda el trabajo de la comisión que evaluará el patrimonio religioso de la Franja

2004060808 Pedro Escartín 3.jpg

Todavía no se conoce ni la fecha ni el lugar en el que se va a reunir de nuevo la comisión nombrada por el Nuncio de su Santidad el Papa en España, Manuel Monteiro, para determinar a quien pertenecen las piezas que se encuentran en depósito en la Diócesis de Lérida. Previsiblemente será a finales de este mes cuando reanude el trabajo la comisión, formada por seis miembros.

Pedro Escartín, administrador diocesano de la diócesis Barbastro-Monzón y miembro de la comisión, se muestra reticente a dar la fecha concreta y el lugar, aunque ha manifestado su satisfacción con la noticia de que se va reanudar el trabajo la misma, tras varios meses paralizado.

La línea de trabajo que se va a seguir será similar a la iniciada anteriormente, según comenta Escartín, centrada en catalogar los bienes de la Franja. En este punto, la diócesis Barbastro-Monzón mantiene su postura de que las piezas se encuentran en depósito en la diócesis de Lérida y, por tanto, será ésta quien deba presentar las pruebas pertinentes que lo desmientan. Pruebas, añade Escartín, que serán estudiadas por la comisión.

La comisión está formada por seis miembros, de los cuales dos pertenecen a la diócesis Barbastro-Monzón, dos a la diócesis de Lérida, y dos juristas designados por el Nuncio como expertos jurídicos.

Pedro Escartín se muestra esperanzado, deseando que el trabajo avance en los próximos meses a favor de la diócesis Barbastro-Monzón. Una tarea en la que se lleva trabajando medio año, aunque Escartín no se atreve a adelantar fechas para su finalización.

Patrimonio eclesiástico que abarca un centenar de piezas histórico-artísticas pertenecientes a diferentes épocas y estilos. La más antigua data de mediados del siglo XII. El trabajo ahora se centra en clasificar estas obras de arte, de las cuales algunas presentan serias dudas que habrá que estudiar a fondo.

Comentarios