¿En línea o en doble fila?

Nuria Garcés

Parece que los oscenses se han enterado pronto de los cambios de aparcamiento que pretende hacer el ayuntamiento de Huesca. Todavía no se habían empezado a pintar las rayas azules de los parquímetros en el suelo, y los conductores ya habían decidido dar por inaugurados estos aparcamientos. En fila, uno detrás de otro. No está mal. Demuestra que es una medida que, aunque ha durado unos tres años, no gustaba nada a las gentes de esta ciudad, que veían como la arteria principal de Huesca, el Coso Alto, tenía un aspecto muy pueblerino y poco estético, con todos los coches en batería. Ello, por no decir la ocupación que se hacía de la acera con los morros de los coches, y el peligro que suponía salir hacia atrás, sin ver a quien venía. Los golpes, dicen, han sido muy numerosos.

Hasta ahí bien. Pero servidora ya tiene una queja. Porque todo lo que de rápidos tienen los oscenses, como digo, lo tienen también muchos de incívicos. En la mañana de este martes, el Coso Alto estaba ya lleno de coches en doble fila, ahora que ya tienen sitio. La imagen, qué quieren que les diga, igual de lamentable que cuando los vehículos estaban en batería. Decía el concejal de Seguridad Ciudadana, Andrés Puyuelo, que se volvía a la forma tradicional, porque la policía local tiene ya más efectivos y ahora es más fácil controlar a los infractores. Pues hala!!, al tajo. Porque trabajo no les va a faltar. Y luego, cuando empiecen a poner multas ejemplares, llegarán las quejas y las ?cartas al director?. Que para eso, para protestar, también somos rápidos.

Comentarios