Huesca Imagen también presente en el Festival de Cine de Huesca

2004060909 huesca imagen 05 Ojos de Maria.JPG

A partir de este jueves y hasta el próximo día 27 de junio, la Diputación Provincial de Huesca acoge una nueva exposición de Huesca Imagen. En este caso será una colección de fotogramas de varias películas realizadas por Gabriel Figueroa y que han sido restaurados su hijo.

La exposición recoge 100 obras que han pasado por una laboriosa restauración desde los fotogramas originales. Muchos de ellos han sido tratados con mucho cuidado ya que tienen alrededor de 60 años de antigüedad. En estas fotografías se ha querido captar una mirada artística y creativa, partiendo de la dificultad de resumir en una imagen fija, algunos segundos de película.

Gracias a la tecnología digital, estas fotografías tienen gran calidad y pueden llegar a ampliarse lo suficiente para apreciar los detalles. También la técnica con pigmentos de carbón, ha conseguido que los negros sean más profundos y que haya una amplia tonalidad de grises. Además de esta exposición se ha editado un folleto con imágenes de sus obras y una monografía del autor realizada por Chus Tudelilla. La inauguración oficial tendrá lugar este jueves a las 19 horas en la Sala de Exposiciones de la Diputación Provincial de Huesca.

BIOGRAFÍA DEL AUTOR, GABRIEL FIGUEROA (Ciudad de México, 1907-1997)

La lente de Figueroa descubrió un México de claroscuros, luces y modernidad. A través de su mirada el espectador se asoma a un país de extraordinaria vitalidad. Como él mismo lo expresó al recibir en 1971 el Premio Nacional de las Artes: ?Estoy seguro de que si algún mérito tengo, es saber servirme de mis ojos, que conducen a las cámaras en la tarea de aprisionar no sólo los colores, las luces y las sombras, sino el movimiento que es la vida?

Su ingreso al cine se produjo en 1932, como fotógrafo de tomas fijas, en la película ?Revolución? de Miguel Contreras Torres. Un año más tarde sería uno de los veinte camarógrafos contratados para la filmación de ?Viva Villa!? de Howard Hawks. Tras algunos trabajos como iluminador, Figueroa recibió una beca para estudiar en los Estados Unidos. Allí entró en contacto con Gregg Toland, uno de los mejores fotógrafos de cine de todos los tiempos, quien le enseñó su particular estilo de iluminación.

Su primera película como fotógrafo ?Allá en el Rancho Grande (1936)? de Fernando de Fuentes, fue también la primera por la que obtuvo un premio internacional, en el Festival de Venecia. En total, Figueroa, fotografió más de doscientas películas y recibió decenas de premios. Además de las cintas que filmó junto a Emilio Fernández El Indio, dos de sus trabajos más memorables fueron ?Los olvidados (1959)? de Luis Buñuel y ?La noche de la iguana (1964)? de John Huston.

Comentarios