El antiguo Moliné de Barbastro será sede de exposiciones y actividades culturales

Aunque todavía no está definido el uso que se pretende dar al antiguo edificio del Moliné, lo que sí está claro es que supondrá una nueva oferta cultural para la ciudad, en la que se podrá conocer de primera mano el proceso de elaboración de la harina mediante el proceso tradicional. Hasta el momento ya se cuenta con la rehabilitación de la antigua fábrica de harina y la construcción de la planta baja del nuevo edificio. El plazo de ejecución de las obras finaliza a principios del mes de julio.

Un proyecto que, tras atravesar diferentes vicisitudes, sigue adelante con las obras. Las próximas actuaciones previstas son la construcción de la primera, segunda y tercera planta del nuevo edificio. El paso siguiente será la rehabilitación de la antigua maquinaria. Para ello, explica el concejal de urbanismo del Ayuntamiento de Barbastro, Luis Sánchez, se va a contar con un taller de empleo, que se centrará en la recuperación de los muebles y elementos arquitectónicos del edificio.

A principio de julio está previsto que finalice la primera fase del proyecto, aunque todavía estaría pendiente la construcción de ventanas y puertas del nuevo edificio, así como la asignación presupuestaria para continuar con los trabajos. De forma simultánea se trabajará en la restauración de la maquinaria del antiguo Moliné.

Una de las dudas planteadas en el consistorio es el uso que se dará a este edificio, cuyos orígenes se remontan a la Edad Media, aunque ha ido sufriendo pequeñas modificaciones a lo largo de los siglos. La última transformación tuvo lugar en los años 30, cuando el edificio se convirtió en una fábrica de harina, con la instalación de maquinaria moderna.

El concejal de urbanismo comenta algunas de las líneas que está previsto seguir, centradas principalmente en actividades culturales. Exposiciones sobre los oficios tradicionales de la ciudad, un espacio comercial o la posibilidad de organizar visitas al antiguo Moliné son algunas de las alternativas que se han planteado, aunque todavía se está pendiente de lo que se decida en la próxima comisión de cultura.

Comentarios