1200 personas trabajarán en la prevención y extinción de incendios forestales en Aragón

2004061515 Rueda prensa incendios Boné, Contreras.jpg

1200 personas trabajarán en la prevención y extinción de incendios forestales en Aragón El Departamento de Medio Ambiente ha reforzado el despliegue de la campaña de prevención y lucha contra incendios forestales, que entra en su fase de máxima activación de medios este miércoles. Como principal novedad, destaca el aumento de los medios aéreos, que pasan a ser 8 helicópteros, dos más que el año pasado.

Esto supone la habilitación de un nuevo helipuerto, con base en Brea de Aragón, y la disponibilidad, por primera vez, de un helicóptero de coordinación. Además, el aparato con base en Ejea pasa a ser de mayor capacidad. La mejora de los medios aéreos es la partida que mayor incremento recibe, ya que pasa a contar con un presupuesto de 2,5 millones de euros, más del doble que en temporadas pasadas. Los medios terrestres también experimentan refuerzos, con la creación de una nueva cuadrilla, con base en Caldearenas, y el refuerzo de la ubicada en Ejea. Así mismo, se crean tres nuevos puestos de vigilancia en el Alto Aragón, situados en Monrepós-Guarguera, Secastilla y la Sierra de Sis, en la Ribagorza. En total, se estima que 1.200 personas trabajarán en la prevención y lucha contra incendios forestales, sumando los 300 Agentes de Protección de la Naturaleza y un centenar de técnicos del Departamento de Medio Ambiente a las aproximadamente 800 personas que contrata la empresa pública Sociedad de Desarrollo Medio Ambiental de Aragón, SODEMASA. El presupuesto total de la campaña es de 18,5 millones de euros, lo que supone un fuerte aumento respecto a los 12 millones de años anteriores. DATOS DE INCENDIOS EN 2004 Los datos de incendios forestales están siendo muy favorables en lo que llevamos de año. Hasta la fecha se han originado 64 focos, frente a los 104 del mismo periodo en el año 2003. En estos primeros meses, se han registrado 30 incendios en la provincia de Zaragoza, 21 en Teruel y 13 en Huesca. En total, se han visto afectadas 46 hectáreas, 16 menos que el año pasado. En esta disminución han contribuido unas condiciones meteorológicas favorables, las labores preventivas y la mayor concienciación de los agricultores en las prácticas de uso del fuego.

Comentarios