Tras el incendio de ayer se reabre el debate de la ubicación de empresas peligrosas en los polígonos urbanos

2004061616 incendio bomberos.JPG

Durante toda la pasada noche un retén de bomberos ha vigilado los pequeños focos que aún ardían a última hora de la tarde de ayer. Este incendio ha vuelto a reabrir el debate de la ubicación de los polígonos en la capital y la ubicación de empresas peligrosas. El concejal Luis Felipe, explico ayer que "hay que replantear la ubicación de estas empresas"

Un espectacular incendio en Chatarras Hermanos Marquina obligaba ayer a todo el dispositivo de bomberos de la ciudad de Huesca a emplearse a fondo durante horas. El fuego logró controlarse pasadas las dos y media de la tarde pero el trabajo de los bomberos se ha complicado porque el fuego se ha extendido entre la chatarra.

A última hora de la tarde de ayer, todavía no se había extinguido completamente el fuego. Los bomberos tenían que apagar las llamas punto por punto.

La extinción del fuego también se ha visto complicada porque en la chatarrería había productos derivados de hidrocarburos, lo que ha obligado a la utilización de espuma. Estos materiales son altamente inflamables: restos de aceites y gasolinas en los coches, además de las gomas de los neumáticos y los componentes de los vehículos. De hecho, mientras trabajaban los bomberos, se han registrado varias explosiones.

Los bomberos también han utilizado la toma de agua del polígono. Aseguran que las labores de extinción no se vieron interrumpidas en ningún momento por falta de agua.

El portavoz municipal, Luis Felipe, ha afirmado que este tipo de sucesos demuestran que todas las administraciones deben poner especial empeño en invertir en planes de protección civil. Además, Felipe explicaba que había que estudiar las causas del fuego para evitar que se repita.

La columna de denso humo negro provocada por las llamas era espectacular, se podía ver desde unos 60 kilómetros a la redonda. En la extinción del fuego participan tres dotaciones de bomberos del Parque de Huesca, ayudados por los bomberos de Almudévar, que trabajan en el otro extremo del incendio, intentando que éste no alcanzase un almacén de barnices ni un concesionario de vehículos.

Todavía no se han determinado las causas del incendio. Al parecer, el fuego empezaba cuando una máquina se encontraba aplastando coches y camiones para convertirlos en chatarra. No se sabe todavía con seguridad si algún coche que tenía todavía la batería ha explotado o si el incendio se ha provocado por el recalentamiento del aceite de la máquina.

Comentarios