La SD Huesca “hace piña”

2004061717 sd huesca.JPG

Junta directiva, entrenadores y jugadores comparecían ante los medios de comunicación para mostrar públicamente su malestar por las duras sanciones que han recibido Quique Falcón y Juanjo Bona, con tres partidos de suspensión cada uno, que les impedirán jugar la eliminatoria ante los vascos del Eibar. Desde el club, como ha dicho su presidente, se considera injusta y desproporcionada la sanción y se pide más que nunca el apoyo los aficionados para el encuentro del domingo en el Alcoraz a partir de las 18,30 horas.

Junto a Jesús Viñuales, comparecían ante los medios el entrenador Angel Chamarro y los jugadores Bona, Falcón, Jorge Sánchez, Javier Banzo y Josema. Una representación de un equipo que quiere unir fuerzas para sobreponerse a todos los contratiempos que están surgiendo en una temporada en la que el Huesca está condenado a sufrir hasta el final.

Jesús Viñuales era claro e indicaba que ?yo puedo decir que estoy muy dolido y considero que ha sido un castigo muy excesivo. Yo no dijo que no merecieran alguna tarjeta amarilla por faltar a algún reglamento del juego y eso lo acató, pero yo tengo que decir en nombre de la SD Huesca que lo veo excesivo?

Para el entrenador la verdad es que esta situación se veía venir, como apuntaba Angel Chamarro. ?Con la redacción del acta arbitral ya nos podíamos esperar esta sanción y dejas un margen a una esperanza para que los jueces sean un poco benevolentes y que la sanción hubiera sido inferior. Lo que tenemos que estar es cargados de optimismo ya que todo el mundo cuando empezó la temporada desearía estar aquí?.

Uno de los dos afectados por la sanción, Quique Falcón, quería destacar públicamente. ?los apoyos que estamos recibiendo, sobre todo del presidente y del entrenador y los compañeros, y en cualquier caso yo creo que esto no tiene ya solución y que lo más importante es el partido del domingo. El que salga lo va a hacer también como nosotros y lo único que nos interesa a todos es ganar el partido del domingo?.

Todos los protagonistas coinciden en señalar en que quedan dos pasos para el asnceos y por ello se va a pelear a muerte. ?La verdad es que el equipo está muy fuerte y con mucha confianza y con total optimismo. Las bajas de Quique y Juanjo son importantes, como han demostrado durante todo el año, y yo creo que el equipo va estar bien armado para intentar conseguir el ascenso?.

En Eibar ya se frotan las manos ante las importantes bajas del Huesca, aunque reconocen que es un rival con muchos jugadores de calidad y que es capaz de salir de una situación tan comprometida.

Comentarios