Tranquilidad en Huesca ante el brote de Legionela

Diez pacientes afectados de Legionela en Aragón, uno de ellos ingresado en el Hospital de San Jorge , es el balance hasta la fecha, desde que el pasado diez de junio se detectara un brote de esta enfermedad en Zaragoza. El paciente ingresado en Huesca continúa grave pero estable, mientras desde la dirección de sanidad pública se hace un llamamiento a la tranquilidad.

Diez pacientes, incluido el de Huesca, tienen legionela en Aragón, mientras se investigan doce nuevos casos que podrían aumentar esta cifra. Los centros sanitarios aragonesas permanecen en alerta , lo que significa dar conocimiento a los servicios de urgencia de actuar con prioridad y tratamientos específicos, ante la sospecha de la llegada de un paciente con síntomas de legionela.

Sin embargo desde la Dirección de Salud Pública del Gobierno de Aragón, se quiere transmitir un mensaje de tranquilidad absoluta a la población oscense. Luis Gómez director de Salud Pública.

Gómez recuerda que esta enfermedad no se transmite de persona a persona sino a partir de la red de agua, aerosoles de agua o torres de refrigeración de grandes dimensiones. En opinión de los técnicos la principal sospecha del origen de contaminación estuvo en dos de las seis torres de refrigeración del hospital zaragozano. Entre las medidas de prevención y control que se han llevado a cabo se encuentran la toma de muestras de 21 torres de refrigeración situadas en un radio de un kilómetros alrededor del centro sanitario. Y como medida complementaria el Hospital Clínico ha decidido aplicar el protocolo de desinfección de la red de agua sanitaria consistente en su calentamiento y cloración.

22 personas han desarrollado la legionella en lo que va de mes en Zaragoza. Sobre ellos, se centra ahora mismo la investigación que trata de determinar el alcance y las causas del brote de legionella del Hospital Clínico de Zaragoza. Por el momento queda confirmado que diez de ellos resultaron afectados en el Clínico y que el origen fueron las torres de refrigeración.

Y es que aunque no están todavía disponibles los resultados de las muestras que se tomaron en las torres de refrigeración, el análisis del agua ya ha descartado que pudiera ser la fuente del contagio. Se trata no obstante de un brote que no responde al patrón habitual, ya que por ejemplo los afectados residían en distintas plantas.

Hasta el momento los casos atribuibles al Clínico son diez. Seis de los cuales están en la unidad de cuidados intensivos y presentan por ello cierta gravedad.

Por otro camino avanza la investigación que abarca 12 afectados más que padecieron la enfermedad en junio. De ellos, algunos ya con el alta médica, tan sólo cinco podrían relacionarse con el brote del Clínico pero de momento continúan los análisis que lo puedan confirmar.

Para el resto de pacientes del Clínico las autoridades han redactado una nota informativa y ante cualquier sintoma se les realizarán las pruebas para determinar si se han contagiado.

Comentarios