Ibercaja inaugurará el Palacio de Villahermosa el 23 de septiembre

2004062121 villahermosa.JPG

El presidente de Ibercaja, Amado Franco, acompañado del alcalde de Huesca, Fernando Elboj, ha visitado en la mañana de este lunes el Palacio de Villahermosa. Aunque todavía hay andamios en el interior de este palacio del siglo XVI, los obreros aseguran que los trabajos están ya muy avanzados.

Las obras han permitido para dotar al nuevo inmueble de unas instalaciones interiores modernas, a la vez que se ha conservado y recuperado el elemento que identifica al emblemático palacio: su magnífica fachada. Además, se ha descubierto un valioso artesonado de madera policromada de origen medieval.

Cuando las obras estén terminadas, el nuevo Centro Cultural de Ibercaja tendrá una superficie útil de cerca de 2.500 metros cuadrados distribuidos en cinco plantas: sótano, planta baja y tres plantas alzadas.

La fachada, el elemento más característico del centro histórico de Huesca y que ha sido conservado en el proyecto de restauración, fue construida en dos épocas: la más antigua, la parte izquierda, es posible que date de la segunda mitad del siglo XVI; la zona de la derecha es de construcción más tardía.

El edificio conocido como Palacio de Villahermosa perteneció a los Condes de Guara, linaje de los Azlor, quienes por entronques familiares asumieron en el siglo XVIII el ducado de Villahermosa. Su última propietaria fue la desaparecida Duquesa de Villahermosa, Doña María Pilar Azlor de Aragón y Guillamas.

El palacio fue utilizado como vivienda durante varios siglos y en su última, hasta 1983, fue colegio de enseñanza de los Clérigos de San Viator. El Palacio de Villahermosa fue adquirido por Ibercaja en 1999. El estado de ruina en que se encontraba el inmueble reclamaba una actuación inmediata en la fachada y una reconstrucción total del interior, para recuperar el conjunto y dotarle de nueva funcionalidad.

Comentarios