CHA reclama una ley que garantice el suministro eléctrico ante apagones

Chunta Aragonesista propondrá en el pleno de este jueves en las Cortes que el Gobierno de Aragón presente un proyecto de ley de garantía de la calidad del suministro eléctrico en cumplimiento de la recomendación que hicieron las Cortes de Aragón en el año 2000. El diputado de CHA Chesús Yuste considera que el problema de los apagones en Aragón debe paliarse, como han hecho otras comunidades, con una ley tendente a reducir el número y la duración de los cortes de fluido y que garantice la calidad y seguridad de la distribución de la energía eléctrica.

En el año 2000, a raíz de una proposición no de ley de CHA presentada por el diputado Chesús Yuste, el parlamento autonómico instó al Ejecutivo a hacer uso de sus competencias y ?regular y garantizar la seguridad y calidad de la distribución de la energía eléctrica al objeto de reducir el número el número de interrupciones de fluido eléctrico y paliar sus efectos, respetando los derechos de los usuarios como consumidores?.

Tal y como explica Yuste, ?es imprescindible contar con este marco legal que delimite las responsabilidades de las compañías eléctricas y nos dote de los instrumentos precisos para resolver este mal endémico de los apagones, en defensa de los derechos de los usuarios?. Distintas Comunidades Autónomas ya disponen de legislación, que, en algunos casos plantea sanciones máximas de hasta 3 millones de euros, con el doble objetivo de, por una parte, disuadir a las compañías eléctricas de hacer dejación de sus responsabilidades cuando se producen cortes y apagones, y por otra, lograr que hagan las inversiones necesarias para mejorar los sistemas de suministro. Los apagones suponen importantes perjuicios para la vida cotidiana de los usuarios particulares pero, especialmente, para la actividad económica de la zona afectada, por ejemplo en el comercio, la hostelería o las pequeñas explotaciones ganaderas.

Dado que Aragón tiene competencias exclusivas en instalaciones de producción, de distribución y de transporte de cualquier energía, y en defensa del consumidor y del usuario, Chesús Yuste concluye que ?podemos y debemos exigir a las compañías eléctricas que tengan las líneas e infraestructuras en condiciones, que aumenten el personal de mantenimiento si es preciso y que, en definitiva, cumplan con ese papel de servicio público que realmente están prestando a los ciudadanos?.

Comentarios