Monseñor Alfonso Milián podría ser Obispo de la Diócesis Barbastro-Monzón

2004062222 alfonso milián sorribas.jpg

El Obispo Auxiliar de Zaragoza, Alfonso Milián Sorribas, es el nombre que con más fuerza suena en los ámbitos eclesiásticos aragoneses para ser nombrado Obispo de la Diócesis Barbastro-Monzón por la Santa Sede. Juan José Omella, antes de tomar posesión de su nueva Diócesis Calahora y La Calzada-Logroño, explicaba que el nombramiento del nuevo Obispo tardaría alrededor de ocho meses. Mientras se decide el nombramiento del nuevo Obispo, el Colegio de Consultores nombraba Administrador Diócesano de la Diócesis Barbastro-Monzón al Vicario General, Pedro Escartín.

Milián, sacerdote muy apreciado entre el clero aragonés, forma parte del actual equipo del Arzobispo de Zaragoza, Elías Yanes, quien presentaba su renuncia por jubilación pero continúa en el cargo, puesto que se encuentra bien de salud, hasta que sea nombrado un nuevo Arzobispo. Cuando se produzca el relevo de Yanes, Monseñor Alfonso Milián podría ser nombrado nuevo Obispo de la Diócesis Barbastro-Monzón, según adelantaba Radio Huesca Digital el pasado ocho de abril.

Alfonso Milián nació en la localidad turolense de La Cuba el 5 de enero de 1939. Fue ordenado sacerdote el 25 de marzo de 1962 y ordenado Obispo en la Basilica del Pilar el 3 de diciembre de 2000. Es licenciado en Teología Cataquética por la Facultad de Teología de San Dámaso( Madrid). Ha trabajado en parroquias rurales de la Diócesis, así como también en la capital. Ha sido delegado de cáritas, consiliario diocesano del movimiento junior, delegado diocesano de apostolado seglar y de pastoral vocacional y consiliario de Manos Unidas. Entre 1982 y 1990 ha sido Vicario Episcopal de la Vicaria IV y desde 1996 ha sido Vicario de la Vicaría II. En la actualidad pertenece a la Comisión Episcopal de Pastoral Social y es el Obispo Delegado de Cáritas Nacional. En Aragón tiene encomendada la misión de acompañar a Cáritas Regional y a la Comisión Regional de Misiones. Es el Consiliario de Manos Unidas para Zaragoza.

Comentarios