Concierto de Joe Grushecky este sábado en el Albergue de Piedrafita

2004062525 Joe Grushecky.jpg

El sábado día 26 de junio en el albergue de Piedrafita, actúa a partir de las nueve y madia de la noche Joe Grushecky, todo un veterano del rock norteamericano, que durante los últimos años se ha convertido en el protegido de Bruce Springsteen. Su gira española la iniciaba el día 23 en Madrid para continuarla el día 25 en Barcelona y este sábado en la citada localidad de la comarca del Alto Gállego, que vuelve a ponerse en cabeza con su albergue en este tipo de conciertos.

El responsable del albergue Javier Estabán ha destacado a Radio Huesca Digital la ? importancia de este concierto que surgió de manera casual a raíz de la actuación el año pasado en agosto Elliot Murphy, que volverá este 2004, en conversación con representantes del mismo que no dudaron en proponérselo a este representante de la corriente del rock clásico americano?. Precisando que ? desde el momento de conocerse su presencia en Piedrafita, gente de diferentes lugares de España, Francia e incluso de las ciudades donde actúa en su gira, ya habían reservado entradas y habitaciones en el albergue y en la zona para verlo en ligar del Pirineo?.

La carrera de este rockero afincado en su adorada Pittsburgh basta por sí sola para dar sentido al tópico de la suerte esquiva. Precisamente el "Bruce" sale en tres canciones de su último disco, también participó activamente en los dos anteriores, un retrato intenso y romántico, entusiasta y épico, del rock clásico proletario y urbano. Como destacan sus seguidores que consideran su ?música hecha con honestidad y sin trampas, con la contundencia de una "bar band".

Efectivísimo practicante desde finales de los setenta de ese Heartland Rock que tan bien representan Springsteen, Tom Petty, Bob Seger e incluso Georgia Satellites, con cada uno de sus nuevos trabajos parecía estar perfectamente situado para alcanzar el éxito masivo del que disfrutaban muchos de sus correligionarios. Grandes críticas, elogios de sus colegas, fama de ofrecer insuperables directos pero, a cada nuevo intento, las grandes ventas y el status de estrellas se las han arreglado para fintar a Grushecky y dejarlo plantado, una vez más, en la cuneta de la carretera que lleva al reconocimiento masivo del que debería gozar.

Comentarios