Vía libre para la expansión de regadíos de Monegros II

El Boletín Oficial del Estado ha publicado este viernes una Orden de la Presidencia del Gobierno central por la que se aprueba el Plan Coordinado de Obras de la expansión de regadío en Monegros II. El Plan Nacional de Regadíos contempla un total de 12.000 hectáreas a transformar antes del año 2008 y otras 38.000 hectáreas fuera de este horizonte temporal. Una importante noticia que va a a afectar a 11 ayuntamientos de las provincias de Huesca y Zaragoza.

El consejero de Agricultura y Alimentación del Gobierno de Aragón, Gonzalo Arguilé, ha afirmado que esta es una estupenda noticia para Aragón después de meses a la falta de esta firma para estos regadíos. Además ha asegurado, las obras comenzarán de inmediato y a buen ritmo para agilizar unos regadíos que llevaban paralizados varios años.

Arguilé ha asegurado que esta es una gran noticia para los agricultores de Huesca y Zaragoza que esperaban este anuncio desde hace mucho tiempo. Dice el Consejero, ?ahora es hora de ponerse manos a la obra?.

La presentación de una Queja ante la Unión Europea por parte de un grupo ecologista supuso la paralización de estos regadíos durante años y la posterior ampliación de la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPAs) hasta más de 103.000 hectáreas, con la consiguiente reducción de los regadíos de Monegros II en 16.300 hectáreas.

El Plan Nacional de Regadíos Horizonte 2008 contempla 12.000 hectáreas de expansión de regadío en 11 municipios de las provincias de Huesca y Zaragoza, Candasnos, Fraga, Peñalba, Bujaraloz, Ballobar, Ontiñena, La Almolda, Farlete, Monegrillo, Pina de Ebro y Sástago, todos ellos en las provincias de Huesca y Zaragoza. Las obras comenzarán simultáneamente en la parte central de Monegros II (Bujaraloz, Peñalba, Sástago, La Almolda, Pina de Ebro) como en la parte oriental de Monegros II (Fraga, Ballobar y Ontiñena).

El Plan Nacional de Regadíos Horizonte 2008 contempla 26.393 hectáreas de nuevos regadíos para Aragón y otras 21.000 hectáreas de regadíos sociales.

Comentarios