La Agencia Aragonesa de Seguridad Alimentaria comienza sus reuniones en su nueva sede

2004062828 reunion agencia alimentaria.jpg

Los integrantes de la Agencia Aragonesa de Seguridad Alimentaria, con su presidente Juan José Badiola a la cabeza, han celebrado este lunes su primera reunión en la nueva sede, situada en el edificio Centrorigen de Mercazaragoza.

El catedrático de Patología Animal de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza Juan José Badiola ha presidido en la Sala Grande Covián de Centrorigen las reuniones de la Comisión Científica, la Comisión Consultiva y la Comisión Permanente de la Agencia. Badiola destacó la importancia de tener la sede en Mercazaragoza, un centro de alimentación por el que pasa el 80% de los alimentos de todo Aragón.

El presidente de la Agencia Aragonesa de Seguridad Alimentaria indicó que ?queremos responder con rapidez a las preguntas que se nos plantean tanto desde la Administración como de los consumidores, los productores o los agricultores y ganaderos?. Juan José Badiola manifestó que ?trabajaremos para que Aragón sea una tierra culta en materia de alimentación porque no hay nada p eor para una crisis que sembrarla en el desconocimiento?.

?Se trata de dar carácter de normalidad a estas reuniones y de abordar las cuestiones relacionadas con la seguridad de los alimentos no sólo en momentos de crisis, sino también en momentos de tranquilidad para anticiparnos a posibles crisis y establecer los necesarios planes de control y de vigilancia?, explicó el presidente de la Agencia Aragonesa de Seguridad Alimentaria. Badiola agregó que trabajará para convertir a la Agencia en ?referente fundamental? en materia de seguridad alimentaria en Aragón

La Agencia desarrolla su actuación respecto a la seguridad de los alimentos destinados al consumo humano, incluyendo la nutrición y todos aquellos aspectos de calidad alimentaria que puedan incidir en la salud humana, comprendiendo todas las fases de la cadena de producción alimentaria, desde la producción primaria hasta la llegada del producto al consumidor. En este sentido, Juan José Badiola anunció que en los próximos meses trabajará en los organismos modificados genéticamente y los transgénicos, entre otros asuntos.

Composición de la Agencia

La Agencia está constituida por tres comisiones en función de las cuales desempeñan las diferentes actividades.

Una Comisión Científica formada por especialistas de reconocida competencia profesional en materias relacionadas con la seguridad alimentaria, cuya función será evaluar las líneas de producción agroalimentarias, y tendrá una misión de vigilancia, alerta, orientación y recomendación al poder político. Los vocales de la Comisión Científica asesora son:

Luis Alberto Moreno Aznar (experto en nutrición), José María Sopeña Mañas (especialista en protección vegetal), Ana Ferrer Dufol (especialista en toxicología), Pedro Roncalés Rabinal (experto en tecnología de los alimentos), Luis Larrad Mur (especialista en inmunología) y Antonio Herrera Marteache (catedrático de Nutrición y Bromatología).

Una Comisión Consultiva en la cual están representados todos los sectores sociales y económicos implicados en la cadena alimentaria. Será un foro de debate y reflexión en materia de seguridad alimentaria, siendo también vehículo receptor de las demandas e inquietudes de los sectores afectados.

Una Comisión Permanente, compuesta por representantes de la administración pública y miembros de la Comisión Científica. Su función principal será coordinará la gestión y el control llevada a cabo por los diferentes órganos de la Administración Autonómica responsables de la gestión en materia de seguridad alimentaria.

Funciones de la Agencia

Las funciones fundamentales de la Agencia Aragonesa de Seguridad Alimentaria son:

1. Evaluar con toda independencia y transparencia los riesgos en el ámbito de la seguridad alimentaria. Abarcará la producción de las materias primas y los procesos industriales para la elaboración de alimentos, así como su almacenamiento, distribución y venta.

2. Asesorar científica y técnicamente sobre las cuestiones que tengan una incidencia directa o indirecta en la salud y la seguridad de los ciudadanos por el consumo de alimentos.

3. Tendrá una misión de vigilancia y de alerta rápida, que debe mejorarse y ampliarse a todos los ámbitos de la seguridad alimentaria, incluida la alimentación animal.

4. Será sistemáticamente consultada acerca de todos los proyectos y planes de control y de vigilancia emanados de las diferentes.

5. Evaluará el riesgo, pero la gestión de dicho riesgo quedará en manos de la Administración.

6. Mediante la Comisión Permanente, coordinará los distintos servicios de gestión y control en materia de seguridad alimentaria.

7. Se asegurará de que el público y otras partes interesadas reciben una información rápida, fiable, objetiva y comprensible.

Comentarios