El Pedro J. Rubio, inmerso en el Programa “Escuela Abierta”

Un total de 110 estudiantes del Colegio Pedro J. Rubio de Huesca se benefician del Programa ?Escuela Abierta? que fomenta el Departamento de Servicios Sociales y Familia del Gobierno de Aragón. En nuestra provincia son 500 los escolares que participan en una iniciativa que permite la apertura de centros escolares durante los días laborables. Una medida que tiene como objetivo conciliar la vida laboral y familiar.

Los 507 alumnos que participan en este programa proceden de 24 colegios diferentes puesto que el centro donde se realizan las actividades actúa como centro base entre los centros de su zona o distrito de referencia. Todos los centros acogidos a este programa durante el mes de junio tiene abiertas las puertas para los alumnos inscritos entre el 21 de junio y el 2 de julio en horario en horario que oscila entre las 7.30 y las 15.15 horas.

Las actividades que desarrollan los centros son complementarias al curriculum escolar, de contenido transversal (convivencia, salud, consumo, coeducación..) animación a la lectura, actividades deportivas, tecnología de la información y comunicación, actividades de contenido cultural, ocio y tiempo libre y de animación sociocultural.

Para hacer posible este programa, el Departamento de Servicios Sociales y Familia, a través de la dirección general de Familia, aporta una subvención por alumno que en total ronda los 14.000 euros para el periodo de apertura durante el mes de junio.

El precio de la matrícula es de un máximo de 8 euros por alumno/a sin incluir el comedor que corresponde definir a la APA organizadora. Desde el Departamento de Servicios Sociales y Familia se han establecido becas y ayudas, que en el caso de las familias numerosas de carácter general será del 50 por ciento, igual bonificación que para las familias monoparentales, mientras que para las familias numerosas de carácter especial y los casos de especial necesidad alcanza el cien por cien.

Esta iniciativa, que ya se desarrolló de forma experimental en tres centros de Zaragoza capital durante las vacaciones escolares de Semana Santa, tiene por objetivo promover la conciliación de la vida familiar y laboral en Aragón, favorecer la convivencia escolar entre los distintos miembros de la comunidad educativa, ampliar la oferta de servicios al alumnado y las familias, promover las actividades lúdico-formativas en periodos de vacaciones escolares e intensificar las relaciones entre las instituciones y las entidades de la comunidad.

Comentarios