El PP afirma que la supresión del IAE no ha supuesto un desequilibrio en las arcas del Ayuntamiento de Huesca

La supresión del Impuesto de Actividades Económicas ha supuesto una pérdida de 8.500 euros para el Ayuntamiento de Huesca. El área de Intervención del propio consistorio ha calculado que los ingresos están técnicamente compensados y confía en que la participación de los ayuntamientos a partir de 2004 en el IRPF, IVA y alcohol compense esas pérdidas.

El concejal de Hacienda, Domingo Malo, ha explicado que ?para ese viaje, no hacían falta esas alforjas? y ha criticado que la modificación de la Ley de Financiación Local por parte del anterior gobierno popular haya terminado provocando que los Ayuntamientos tengan menos ingresos. Sin embargo, Malo espera que la participación de los consistorios en el IRPF, IVA y alcoholes compense el IAE.

Por su parte, el concejal popular Luis Rufas ha explicado que "con la medida de bajada de impuestos y la posterior compensación del Ministerio, el Ayuntamiento ha dejado de recaudar 40.000 euros, de los cuales 31.500 se destinaban a la Diputación Provincial de Huesca porque era ésta quien se encargaba de realizar la gestión del cobro. Por lo tanto, sólo se han dejado de ingresar 8.500 euros, una cantidad que no ha supuesto ningún desequilibrio", explica el concejal popular Luis Rufas. El concejal popular apunta que la supresión del IAE ha conllevado que el 92% de los autónomos y pymes no paguen este impuesto.

Recordamos que la decisión del anterior gobierno popular de suprimir el Impuesto de Actividades Económicas para las empresas que facturan menos de un millón de euros al año fue muy polémica. El dinero recaudado con ese impuesto se destinaba a los Ayuntamientos, con lo que el gobierno central anunciaba la bajada de impuestos, pero los Ayuntamientos eran quienes no recibían el dinero. Algunos núcleos de población no se veían afectados por la supresión del IAE, ya que cuentan en sus términos municipales con empresas grandes (es el caso de Huesca, Barbastro, Monzón, Fraga y Sabiñánigo). Sin embargo, otros muchos municipios sí veían en la supresión del IAE una importante merma en sus ingresos. Finalmente el gobierno central se vio obligado a comprometerse a compensar esa desaparición de ingresos. En Huesca, el 85 por ciento de las empresas ya no pagan el IAE.

Comentarios