La Fundación Valle del Ebro pide a las cajas apoyo a su proyecto de comercializadora

2004063030 cajas.jpg

La Fundación Valle del Ebro, formada por las confederaciones empresarias y cámaras de Aragón, Navarra y La Rioja, se reunirá este jueves en Tudela con las ocho cajas de ahorro de las tres comunidades para estudiar proyectos en común. La creación de una comercializadora común es el principal proyecto de la Fundación, según informa Aragón Press.

El presidente de la CREA y de la Fundación Valle del Ebro, Julián López Babier, ha destacado que el objetivo de esta reunión es explicar a las cajas los proyectos en los que se está trabajando, para buscar su apoyo para metas ?más ambiciosas?. Estos proyectos se han centrado en el sector agroalimentario por su peso en las tres comunidades e incluyen una comercializadora, una feria especializada y un máster en dirección de empresas.

Julián López ha explicado que las cajas de ahorro participarán en la Fundación ?como quieran?; pero ha destacado el dato de que a la reunión han confirmado su asistencia los directores generales de las ocho cajas existentes (menos Ibercaja, por la que asistirá su presidente), como muestra de su interés.

Junto a ellos, asistirán los presidentes de las confederaciones empresariales de Aragón, La Rioja y Navarra y los de las tres cámaras de comercio, por lo que el presidente de la CREA también ha subrayado que es ?la primera vez que nos juntamos todos para hablar del objetivo común del desarrollo de nuestras comunidades?, y desde una perspectiva ?puramente empresarial?.

La reunión se centrará en impulsar los proyectos que ya están en marcha desde la Fundación Valle del Ebro, haciendo a las cajas ?coparticipes de una labor ya comenzada?, aunque López Barbier ha destacado que se presenta unos proyectos que tienen el objetivo último de ?ganar dinero?.

El principal objetivo es la creación de la comercializadora Valle del Ebro, como supramarca comercial que aglutine a la mayor posible de productos alimentarios de las tres comunidades, y de los territorios vecinos interesados. Julián López Barbier ha considerado que en las tres comunidades se ha observado que la comercialización es el principal fallo en el sector, por lo que hay ?un nicho de mercado por ocupar?, y además que el nombre Valle del Ebro ?tiene fuerza comercial? porque es fácil de indentificar y conocido internacionalmente.

Los estatutos de esta comercializadora ya se están registrando notarialmente, pero Julián López ha señalado que antes de ponerla en marcha, se quiere elaborar un plan de trabajo que garantice ?que trabajamos con cosas tangibles?.

Master especializado

El presidente de la Fundación Valle del Ebro también ha destacado del trabajo, la puesta en marcha de un Máster en Alta Dirección de Empresas Agroalimentarias, que la próxima semana concluye su primera edición, mientras que se está comenzando a preparar la segunda, que se celebrará el próximo curso.

Este máster está organizado conjuntamente por las Universidades de Navarra, La Rioja y Pública de Navarra, y consta de 600 horas, entre teóricas y prácticas, que se realizan en fin de semana -el pasado año en Calahorra, y éste en Tudela- para facilitar la participación de trabajadores.

El secretario de la Fundación, Carlos Campillo, ha destacado que en esta primera edición han participado 24 alumnos, de los que el 60% son profesionales en activo, y que ya ha servido para que otros de los alumnos encuentren trabajo. Campillo ha destacado que la falta de directivos es uno de los retos del sector agroalimentario, por lo que este máster se espera que llegue a obtener ?reconocimiento internacional?. En esta segunda edición, se quiere potenciar con la colaboración de más empresas para realizar prácticas y financiando becas.

El tercer gran proyecto de Valle del Ebro es la celebración de una feria agroalimentaria que reúna a las empresas de las tres comunidades donde opera. Julián López ha señalado que se pretende hacer dos ferias, una en Zaragoza y otra en Logroño, que se celebrarían los años impares para no coincidir con la feria Alimentaria de Barcelona.

Comentarios