Continuas adhesiones a la campaña “Biscarrués, motor de desarrollo para Aragón“ de Riegos del Alto Aragón

Podemos empezar a decir que esta campaña de sensibilización es de todos aquellos que apoyan la agricultura y el medio rural, apuntaba César Trillo en la reunión que este viernes se ha celebrado en la sede de Riegos del Alto Aragón con las Cooperativas Agrarias del área dominada por el futuro Embalse de Biscarrués. La campaña ?Biscarrués, motor de desarrollo para Aragón? está aglutinando el sentir de un importante colectivo de personas, y empieza a dejar de ser la campaña de Riegos del Alto Aragón.

Las continuas adhesiones de particulares, empresas, cooperativas, asociaciones empresariales, agrarias de mujeres, avalan que un grueso importante de la población aragonesa entiende el Embalse de Biscarrués como un proyecto necesario y reclamado como propio.

Este apoyo se produce, y así se ha manifestado en todas las reuniones tenidas hasta el momento, sin olvidar la necesidad de llegar a acuerdos satisfactorios entre las partes involucradas, que permitan crear un clima de entendimiento en los asuntos hidráulicos de Aragón. Así también se transmitió a los responsables de la Iniciativa Social de Mediación, con quienes Riegos del Alto Aragón se reunión la semana pasada a solicitud propia.

Tras recibir comunicación del inicio de la segunda etapa de la ISM, Riegos del Alto Aragón mostró su predisposición al dialogo y a la mediación, siempre desde la premisa de abordar la problemática con la presencia expresa de las partes implicadas y con el objetivo de llegar a soluciones realistas que tengan en cuenta el conjunto de factores económicos y sociales derivados de las obras de regulación.

Esta sensibilidad ha sido constantemente transmitida en todos los encuentros con los distintos colectivos, quienes han remarcado constantemente la importancia de hacer llegar la necesidad y pertinencia del Embalse de Biscarrués al Consejo del Agua de Aragón, y a cuantas instancias sea oportunas en el objetivo de que se llegue a acuerdos para que el Pacto del Agua de Aragón sea una realidad.

Comentarios