Los grupos de rescate realizan recomendaciones para salir a la montaña

2004070330 barranquismo.JPG

La belleza del Pirineo no debe hacernos olvidar que la seguridad de las personas que practican deportes de montaña depende, en general, de las medidas de autoprotección adoptadas, basadas fundamentalmente en información, preparación y prudencia. Para que la actividad de montaña o turística culmine con éxito, es preciso recordar algunos consejos que los grupos de rescate estiman primordiales para evitar los accidentes.

Los principales son: elegir bien las excursiones y la zona adecuada. No sobrevalorar las fuerzas. Ir siempre con compañeros experimentados y no salir nunca solo. Dejar dicho a dónde se va y cuándo se regresa; a la familia, a los amigos, a la Guardia Civil o en el Ayuntamiento del último pueblo. Si se va a descender algún barranco, es conveniente solicitar información sobre el tiempo que ha hecho en la zona durante los días anteriores y la previsión para los próximos; tener en cuenta el caudal (que puede fluctuar en poco tiempo) y la temperatura de las aguas.

Es necesario conocer las previsiones del tiempo y llevar siempre el equipo adecuado al terreno que se vaya a recorrer. El calzado adecuado y la ropa de abrigo son fundamentales en la montaña. Prever la posibilidad de tener que vivaquear, llevando equipo suficiente para sobrevivir: saco de dormir y alimentos. El conocimiento de la montaña y su técnica solo se adquieren con una larga y prudente práctica. Es importante no tener prisa en la montaña, y no llegar nunca a la extenuación.

En las zonas fáciles también existe peligro, nunca se debe abandonar la seguridad. Al alcanzar la cima hay que pensar que la excursión termina en el valle, y guardar fuerzas para la bajada. Es preciso cuidar la montaña, los refugios, ibones y bordas, y ser montañero de verdad.

Comentarios