Desarticulado en Huesca un grupo organizado dedicado a la estafa del “Nazareno”

2004070505 nazareno jpg.jpg

Han sido detenidas doce personas que actuaban como grupo organizado en Barcelona, Zaragoza y Huesca realizando la estafa conocida popularmente como ?Nazareno?.

Radio Huesca Digital ya había informado sobre la comisión de este tipo de estafas en la provincia de Huesca hace unos meses. El número total de empresas comerciales afectadas son diez con sedes sociales en Murcia, Navarra, Aragón, y La Rioja. El grupo, cuyas bases de operaciones se encontraban en las comunidades de Aragón y Cataluña, poseía la suficiente infraestructura como para operar en la todo el estado español dado que podían desplazarse en cualquier momento.

La estafa, conocida en el argot como ?nazareno?, consiste en la compra de productos, por una gran cantidad de dinero, que puedan venderse fácilmente en el mercado, para dejar sin pagar las facturas a los proveedores al término de los plazos de pago y desapareciendo sin dejar rastro de su nueva ubicación.

Para realizar este tipo de estafa es necesario constituir una empresa o adquirir una que esté en una situación económica precaria. Si optan por crear la empresa, abren una cuenta bancaria a nombre de la empresa donde se ingresa una cantidad de dinero suficiente, en concepto de aval, para mostrar una apariencia de normalidad y solvencia. Los estafadores por lo general se dedican a la comercialización de productos que tengan una fácil salida en el mercado como son los productos alimenticios, en este caso operaban con azúcar, aceite, atún, quesos o bebidas alcohólicas entre otros. Una vez tienen las empresas proveedoras les hacen pequeños pedidos que van entre los seiscientos y los tres mil euros, y que la empresa los paga sin ningún problema, así obtienen la confianza de las empresas proveedoras. Una vez hecho esto, realizan pedidos que suponen una fuerte cantidad de dinero, pagaderos entre treinta y noventa días, tiempo durante el que mantienen operativa la empresa para justo pasado este tiempo, abandonar el local social sin dejar rastro y las facturas sin pagar.

La operación ha sido una acción conjunta entre el Grupo de Estafas de la Jefatura Superior de Policía de Cataluña, junto con el Grupo de Delincuencia Organizada de la Brigada Provincial de la Policía Judicial de Zaragoza y la Brigada Provincial de la Policía Judicial de Huesca.

Comentarios