El proyecto de ley del Banco de Sangre pretende acabar con los problemas de escasez

La consejera de Sanidad, Luisa María Noeno, ha hecho un llamamiento ciudadano para donar sangre ?en este momento?, ante la escasez de las reservas, que han obligado ya a aplazar dos operaciones. Para acabar con este problema, se ha aprobado el proyecto de ley de creación del Banco de Sangre de Aragón.

El Gobierno de Aragón ha aprobado el proyecto de ley de creación del Banco de Sangre y Tejidos de Aragón, para presentarlo a las Cortes. La consejera de Sanidad ha destacado como primer objetivo de esta ley conseguir que la comunidad sea autosuficiente en sangre, ya que la consejera ha señalado que ?pese a los esfuerzos? se sigue necesitando traer sangre de otras comunidades, y el problema se agudiza en fechas como el verano.

Noeno ha señalado que en estos momentos las reservas son muy bajas, lo que ya ha obligado a reprogramar dos operaciones en el hospital Miguel Servet, por lo que ha pedido que los ciudadanos acudan a donar; la consejera ha explicado que según las necesidades, algunos tipos de sangre pueden agotarse ?en una semana o en un día?, a pesar de que han aumentado respecto al año pasado, según informa Aragón Press.

Además de aumentar la tasa de hemodonaciones, que en Aragón está por debajo de la media nacional, los objetivos del Banco de Sangre y Tejidos de Aragón son incrementar la eficiencia de los recursos y la coordinación, e impulsar la investigación.

Este banco se creará como una entidad de derecho público, adscrita al departamento de Salud pero con personalidad jurídica propia. El proyecto legislativo define sus funciones y órganos de gobierno, su régimen económico, y sus relaciones con las hermandades de donantes.

Luisa María Noeno ha explicado que se está tramitando la licencia de obras para construir la sede del banco, en el antiguo psiquiátrico de Delicias, y se prevé que entrará en funcionamiento a finales de 2006, tras 18 meses de obras. En un primer momento, este banco almacenará las reservas de sangre de los hospitales de Zaragoza (el Miguel Server y el Universitario) y el de Calatayud; más adelante, ?cuando se mejoren las infraestructuras? también suplirá a los actuales bancos de los hospitales de Huesca y Teruel. Sin embargo, en todos estos lugares se seguirán manteniendo los puntos de donación.

La consejera ha señalado que así se pasará de cinco bancos a uno único, que permitirá un trabajo más eficaz y optimizar la utilización de las reservas. En un segundo momento, consolidado este servicio, se pondrá en marcha el banco de tejidos, con lo que se pretende aumentar el número de transplantes, realizar nuevas operaciones y desarrollar actividades de investigación como el cultivo de tejidos.

Comentarios