Cartas al director: Peñas y San Lorenzo

Alfonso Meer Alonso

Tras conocer en su página radiohuesca.com que el lugar donde el ayuntamiento quiere colocar las peñas en el próximo año está empezando a acondicionarse quería dar mi opinión como oscense, peñista y exresponsable de una peña recreativa durante varios años.

La idea de llevar las peñas durante nuestras fiestas a las afueras de la ciudad es constante desde que el sr. Elboj fue elegido alcalde hace 5 años. Primero con el Andrés Puyuelo y ahora con Teresa Sas como Concejales de Fiestas la obsesión porque nuestras fiestas no sean lo que siempre han sido ha ido unida a esta necesidad de que los oscenses que se sienten peñistas y los que quieren otro tipo de diversión de la de los bares del casco no "molesten en el centro de nuestra ciudad. Las excusas han sido variadas para tomar esta decisión: primordialmente que se molesta a los vecinos, como si los vecinos de barrios como S. pedro, San Lorenzo o Casco viejo fueran más comprensibles mientras que los de la Encarnación o San José merecieran mejor descanso en las fiestas. Recuerdo reuniones en el ayuntamiento convocadas por nuestros gobernantes en las que los presidentes de peñas y los presidentes de barrio estábamos de acuerdo en que las fiestas son 7 días al año y que con voluntad por ambas partes se podía mantener el local de harineras u otro lugar céntrico cediendo todos un poco.

Los problemas de trasladar las peñas al polígono nuevo son más serios de lo que el alcalde cree. Las peñas en San Lorenzo ofrecen al oscense y al visitante algo que nadie, ni los bares, ni los locales de jóvenes , ni las orquestas de la plaza Luis López Allue ( por cierto que una actividad más céntrica y que más perjudique a los vecinos hasta las 4 de la madrugada no creo que exista), ni los conciertos,: ofrece a la gente desde que sale de los toros a las 9 de la noche hasta las 6 de la mañana un lugar de encuentro con amigos, conocidos, vecinos, visitantes, sin que se tenga que entrar en sitios cerrados y terriblemente ruidosos, sin que tengas que pagar para estar en un velador del coso, sin que tengas que oír la orquesta de turno, pudiendo estar los niños jugando a primeras horas de la noche mientras sus padres se toman una copa, pudiendo estar los jóvenes bailando con 5 tipos de música diversas cuando bajan de bares o locales a las 2, 3 o 4 de la madrugada...

Se dice que esto no cambiara porque las peñas estén más lejos del centro, yo como oscense creo que sí cambiara, y cómo echaré de menos ver la marea continua de gente de todas las edades desde las 11 de la noche hasta las vaquillas del día siguiente que DE BLANCO Y VERDE recorre los cosos, los porches, la plaza Navarra, calle Alcoraz, calle Zaragoza, Cavia, viene de las ferias... y siempre hay algún despistao de fuera que pregunta ¿dónde va esa gente? !!dónde vas a ser!! VAMOS A LAS PEÑAS!.

Comentarios