La prueba de Roller Ski Valle del Aragón congregará a un centenar de deportistas

2004070909 roller ski.jpg

Este sábado se disputa entre Canfranc y Somport la segunda prueba de Roller Ski Valle del Aragón pero con una novedad. Si el pasado año la prueba salió de Jaca para acabar en Candanchú, este año por los cambios en la ley de Seguridad Vial empieza en Canfranc y termina en Somport. Se cambia el trazado para que el recorrido de la prueba no afecte al tráfico. Por motivo del desarrollo de la prueba, la carretera N-330 desde el acceso a Canfranc Estación y el Puerto de Somport permanecerá cerrada al tráfico entre las nueve y las diez de la mañana, y desde las ocho y media de la mañana estará desde Villanúa el tramo cerrado para los transportes de mercancías peligrosas.

Primero fueron las pruebas ciclistas, ahora esta prueba de roller ski y después llegará la Media Maratón de Castiello el que peligra. El director de la estación de Candanchú, Eduardo Roldán, tiene claro que se tienen que tomar medidas porque si seguimos así, ha afirmado, ?nos vamos a quedar sin pruebas deportivas en verano, pruebas con tanta tradición e importancia como la Media Maratón de Castiello?.

Aunque se ha tenido que cambiar el recorrido por motivos de seguridad, la prueba de Roller Ski Valle del Aragón se va a realizar. En ella participarán en torno a cien fondistas de la Real Federación Española de Deportes de Invierno, del equipo español y de las selecciones autonómicas, según ha confirmado el propio presidente de la RFEDI y director de la Estación de Candanchú, Eduardo Roldán. Se trata de una prueba muy vistosa y en la que además de Candanchú como estación organizadora, participan el Club Pirineista Mayencos, la Guardia Civil de Tráfico y los voluntarios.

Entre los participantes se encuentran Juan Carlos Apilluelo, Luis Rodríguez, Manuel Rodríguez y los componentes del equipo de fondo del CETDI, Inés Aguareles, ganadora el pasado año, Manuel Oliveros y jóvenes promesas como Isabel Juez, Marta Rapún, Eugenia Oliveros, Beatriz Blanes y Jairo Vincelle.

Comentarios