Fin de las negociaciones en Lanipiel con sabor agridulce

2004093027 lanipiel.JPG

El expediente de cierre que se cernía desde hace semanas sobre la empresa Lanipiel de Gurrea de Gállego, se ha hecho ya efectivo. Agotando las últimas horas que quedaban para finalizar los plazos, los trabajadores y la propia empresa han llegado finalmente a un acuerdo mediante el que aceptan la indemnización que les ofrece Lanipiel ante el cierre de la planta, que se va a hacer ya efectivo desde este viernes 1 de octubre.

La situación resultaba muy complicada en los últimos días porque la empresa no avanzaba en sus ofertas y ofrecía un máximo de 30 días, frente a los 45 que pedían los trabajadores. Viendo que Lanipiel no cedía en su propuesta, el comité de empresa decidía esta semana reducir sus exigencias hasta los 35 días de indemnización, cifra a la que no se ha podido llegar en este último encuentro. La empresa ha ofrecido 32 días por año trabajado y los trabajadores han aceptado.

La empresa lanzaba un ultimátum: o se aceptaban estos 32 días o ante el final de plazos que llegaba este viernes 1 de octubre, la empresa entraba en el nuevo proceso de Ley Concursal o en una situación de suspensión de pagos. Finalmente la Asamblea de trabajadores ha ratificado aceptar estos 32 días porque entrar en la Ley Concursal hubiese supuesto un mayor desgaste para todos los empleados de Lanipiel.

Es un acuerdo con sabor agridulce. El comité de empresa no lo valora positivamente, dice que es un mal acuerdo, pero que al menos se ha conseguido cerrar un duro proceso de negociaciones.

Dice que ahora lo más complicado va a ser conseguir la reincorporación al mundo laboral de los ya ex trabajadores de Lanipiel, pues muchos de ellos son ya de edad avanzada.

En cuento a las movilizaciones que los trabajadores estaban organizando ya con desplazamientos a Vic, localidad en la que se sitúan algunas de las empresas de los propietarios de Lanipiel, estas protestas se han cancelado fruto del acuerdo al que se ha llegado ahora.

Comentarios