El malestar vecinal rebrota en el Barrio de San Lorenzo tras un altercado de un comerciante con la Policía Local

Muy poco ha durado la calma en el Barrio de San Lorenzo. Un altercado de un comerciante y la Policía Local en la Plaza Alfonso El Batallador ha propiciado un nuevo desencuentro entre Ayuntamiento y vecinos de la zona. En la tarde de este jueves entre 30 y 40 personas se han concentrado en la citada plaza para leer un comunicado. En el manifiesto se ha protestado por las formas que utilizó la policía local en la detención de un comerciante de la zona que había estacionado mal el vehículo y que agredió a los uniformados cuando iban a multarle. El fondo de la queja es que los fines de semana, según los vecinos, la policía no actúa tan contundentemente cuando se producen actos de vandalismo.

Del suceso hay dos versiones de los hechos. Por un lado los vecinos aseguran que, tras la agresión del comerciante a un policía, en tan sólo unos minutos aparecieron en la zona 8 efectivos del cuerpo que arremetieron contra él amordazándolo en el suelo y golpeándole con la porra.

Según nota de prensa del Ayuntamiento, los hechos ocurrieron hacía las 18,15 horas, cuando los dos agentes se encontraban denunciando un vehículo estacionado incorrectamente en la plaza Alfonso El Batallador. Al personarse el conductor del vehículo, se le requirió en un primer momento la documentación del mismo. Una vez facilitada la documentación solicitada, y viendo que iba a ser denunciado por la infracción cometida, el denunciado lanzó de forma súbita e inesperada un puñetazo a la mandíbula del agente, dirigiéndose seguidamente hacia el otro agente, a quien propinó otro puñetazo en la parte derecha del cuello. Sin darles tiempo a reaccionar se dirigió contra el primero nuevamente, a quien propinó varios golpes con los puños en diversas partes del cuerpo.

La nota dice además que ?como resultado de la intervención realizada en la tarde de ayer miércoles 29 en la plaza Alfonso el Batallador, y que se saldó con la detención de Juan J.C., vecino de Huesca, los dos policías locales responsables de la intervención han resultado con lesiones, permaneciendo uno de ellos de baja por traumatismo cervical, y con limitación importante de la movilidad?.

Fuentes municipales aseguran que el agresor no sufrió lesión alguna, en contraste con las sufridas por los dos agentes, hecho que contrasta con las declaraciones de vecinos de la zona que afirman que el comerciante fue amordazodo y golpeado con porras. Una intervención que han calificado de ?exagerada?.

Tras estos hechos, los vecinos y comerciantes de la zona se quejan de que las noches del fin de semana no ocurre lo mismo, y que cuando hay destrozos y altercados la policía no aparece. En cambio, aseguran que a su vecino y compañero comerciante se le dio trato de ?malhechor?.

Lo que está claro es que el malestar en la zona es latente y los desencuentros entre los vecinos del Barrio San Lorenzo y el Ayuntamiento han rebrotado tras este penoso incidente.

Comentarios