El director del CNI apuesta por una mayor transparencia para que los ciudadanos confíen en su trabajo

2004100101 CNI.jpg

El director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Alberto Saiz Cortés, ha asegurado en Jaca que el incremento presupuestario que se ha previsto para este organismo en 2005 ?es una respuesta al nivel de amenazas que tenemos en los temas relacionados con la inteligencia, principalmente el terrorismo internacional; ésa es la respuesta que el Gobierno ha querido dar a este problema y lo que desde el CNI queremos hacer con esa confianza es tener las ideas suficientes para afrontar las nuevas amenazas que se suceden en los escenarios internacionales?.

Alberto Saiz ha participado en la clausura del XII Curso Internacional del Defensa que durante toda la semana se ha desarrollado en Jaca. Saiz ha anunciado que ?el CNI quiere ser transparente en sus procedimientos hasta los límites que permite la discreción del trabajo que desarrolla, pero en cualquier caso, nuestro deseo es que los ciudadanos perciban que la labor de los servicios de inteligencia no tiene otro objetivo que su seguridad y bienestar?. ?Durante mucho tiempo ?prosigue- se ha asociado este trabajo al secretismo y en esta nueva etapa queremos cambiar esa imagen para ofrecer una mayor transparencia del CNI hasta donde sea posible?.

Este este sentido, Alberto Saiz ha destacado que la sociedad española demanda unos servicios de inteligencia eficaces ?no sólo en el ámbito nacional sin también en el internacional, ya que los atentados del 11-M y el 11-S han demostrado que cada vez es más necesario el intercambio de información y la cooperación en este ámbito para dar una respuesta común?, ha señalado.

En la conferencia de clausura del Curso Internacional de Defensa, Alberto Saiz ha dibujado un escenario internacional en el que aparecen numerosos riesgos y amenazas, derivados muchos de ellos de las crecientes desigualdades que existen entre unos países y otros, del impacto de las tecnologías de la información o las armas de destrucción masiva. ?Hay que tener en cuenta que la pobreza y la injusticia social pueden poner en peligro nuestra seguridad no menos que otros problemas que nos pueden parecer más graves; los riesgos se presentan ahora más sutiles y complejos y ante ellos es fundamental mantener una gran capacidad de prevención y de anticipación?, ha señalado. ?La paz ?ha concluido- va directamente unida a la inteligencia preventiva?.

El carácter preventivo que deben tener los servicios de inteligencia ha sido precisamente uno de los ejes fundamentales de su intervención, de forma que ?las amenazas que nos llegan no se materialicen; si el éxito de los Ejércitos se mide por sus victorias en el campo de batalla, el de los servicios de inteligencia se valora por los actos delictivos que no se llegan a producir?.

En la jornada de clausura, el director de la Fundación de la Guardia Civil, general Antonio Morales, ha hablado sobre ?Los modelos policiales y su papel en las organizaciones de Seguridad internacionales?. Estos modelos los ha dividido en tres grupos: el centralizado, que se corresponde con el que tienen en Inglaterra y Alemania; el descentralizado, de Francia; y el mixto, representado por la organización que existe en España. Sobre ellos ha asegurado que ?no existe un modelo policial perfecto?.

También se ha referido en su intervención a la nueva Fuerza de Gendarmería de la Unión Europea y en este sentido ha destacado que ?todavía existen notables carencias en materia de cooperación?. ?Lo más importante es la puesta en común de la información, sobre todo en la lucha contra el terrorismo que es la amenaza más importante que tenemos en la actualidad?. Sobre la Gendarmería europea ha destacado que ?poco a poco debería ir avanzando precedida de una legislación europea que seguro que va más rápido que su propia puesta en marcha?.

A la necesidad de una mayor cooperación en Europa también se ha referido Jan Nyholm, miembro de Europol. ?El futuro de Europol ?ha asegurado- va a depender en gran medida de cómo los servicios de inteligencia de los distintos países combinen sus esfuerzos para el bien de todos?. A su juicio, el reto para lograr esa mayor cooperación es la confianza. ?La inteligencia es un recurso bastante crítico y lo que hace falta es tener la voluntad de compartir y ahí es donde más tenemos que reclamar a nuestros gestores, ya que a nivel operativo la relación de los servicios de inteligencia de los países europeos está funcionando bastante bien?.

Jan Nyholm también ha destacado que tras la reciente ampliación europea de los diez nuevos países, siete se han integrado ya en Europol y los tres restantes lo harán antes de final de año, ?lo que sin duda nos va a proporcionar más oportunidades que amenazas?. Entre las prioridades de Europol, se ha referido a la lucha contra el crimen organizado, la falsificación de la moneda, el tráfico de drogas y la inmigración ilegal. Para atajar estos problemas ha insistido en que ?la capacidad para intercambiar información es vital y en este sentido también queremos desarrollar un servicio de expertos para mejorarla?.

Uno de los instrumentos que Europol va a poner en marcha es la Agencia de Fronteras Europea con el objetivo de coordinar la protección de las fronteras en distintos ámbitos como puede ser el fiscal o el de la entrada y salida de personas de unos países a otros.

Comentarios