La efectividad policial ha logrado esclarecer el 45% de los delitos en Huesca

La Policía Nacional ha celebrado este viernes la festividad de los Santos Ángeles Custodios en un acto en el que se han entregado las cruces al Mérito Policial con distintivo blanco a dos inspectores jefes y cuatro policías del cuerpo. El subdelegado del Gobierno en Huesca, Ramón Zapatero, y el comisario jefe, Eugenio Pino, han destacado en sus discursos el descenso en un 20% de los delitos y faltas gracias a la actuación policial y que en Huesca se han logrado esclarecer el 45% de los delitos.

Los policías condecorados han sido los inspectores jefes Agustín Montero y Luis Fernando Pascual y los agentes de policía Manuel Simón, Julio Sánchez, Miguel Felipe y Fernando Torralba. Todos ellos han recibido la Cruz al Mérito Policial con distintivo blanco.

En la recepción han estado presentes el subdelegado del Gobierno, Ramón Zapatero; el Delegado Territorial de la DGA, Álvaro Calvo; el alcalde de Huesca, Fernando Elboj; el Teniente Coronel de la Guardia Civil, José María Nieto; el presidente de la Audiencia, Santiago Serena, o el Fiscal Jefe, Felipe Zazurca, entre otras autoridades locales.

Eugenio Pino, comisario jefe de la Policía Nacional, ha apuntado en su discurso que ?como responsable del Cuerpo Nacional de Policía en Huesca, al tiempo que reitero mi compromiso de servicio a la sociedad, hago un llamamiento a autoridades, organismos y entidades sociales, así como a toda la ciudadanía en general, en solicitud de su cooperación en el logro de nuestras metas, que no son otras que las de proporcionar la mayor tranquilidad y paz posibles, en aras de una mejor calidad de vida?. Eugenio Pino apunta que tres meses más tarde de su llegada a Huesca se van cumpliendo los objetivos marcados: en cuanto a control de elementos radicales, tolerancia cero en materia de violencia doméstica y reducir las tasas de delincuencia.

Al margen de estas grandes cuestiones, la Policía Nacional también está pendiente de delitos de menor importancia pero que son muy repetitivos en el tiempo, la sustracción de vehículos o el robo de objetos que hay en el interior de los coches. Entre los retos de este cuerpo en la provincia de Huesca está la inauguración en noviembre o diciembre de la comisaría internacional, en Canfranc.

Comentarios