La odisea de Tenerife terminó con derrota (21-20) para el Forcusa Huesca

2004100202 senosiain.jpg

Lo que mal empieza mal acaba y eso es lo que le ha pasado al Forcusa este fin de semana. Las cosas se torcieron con el accidentado viaje a Tenerife con más de 10 horas de retraso en el avión y en el partido se alargó la mala suerte hasta que al final se perdió por un gol (21-20) en un encuentro donde se dejó pasar una buena oportunidad de haber conseguido un resultado favorable lejos del Palacio de los Deportes.

El partido contra el Tres de Mayo fue igualado y los canarios jugaron al ritmo que les interesaba mientras que el BM Huesca se mostraba sólido en defensa, aunque algo irregular en ataque. Al descanso el marcador señalaba empate a 11.

En la segunda mitad no cambió la decoración y siguió la igualdad hasta que se llegó a la decisión final del partido en la que el Tres de Mayo aprovechó su oportunidad, algo que no hizo Forcusa que terminó fallando y perdiendo un encuentro en el que mereció más por lo visto en la pista. Una decepción para los oscenses que se están dando cuenta en este inicio de liga de lo que cuesta ganar fuera.

El calendario se complica con dos partidos seguidos en casa ante el Pozoblanco y Algeciras donde habrá que estar a un alto nivel para conseguir sacarlos adelante.

Ha sido un fin de semana para olvidar y es que primero fue el accidentado viaje al perder el primer vuelo previsto y tener que esperar casi 10 horas en Barajas para tomar un avión a Tenerife. La expedición llegó pasadas las 5 de la madrugada y hubo que alterar el plan previsto inicialmente para el viaje que termina con una derrota amarga por lo sucedido en el último minuto del partido.

Comentarios