El Obispo considera que los cambios en la diócesis, son una oportunidad para volver a empezar

2004100404 obispo.JPG

El obispo, en declaraciones a Radio Huesca Digital, ha explicado los cambios que ha llevado a cabo en la diócesis. Dice estar satisfecho de la remodelación que se está llevando a cabo, aún cuando las críticas han sido especialmente duras desde algunos sectores de la población. Desde el 27 de septiembre hasta el domingo diez de octubre, las diócesis de Huesca y Jaca habrán celebrado doce nuevas tomas de posesiones y nueve nombramientos. Con relación al trabajo ha indicado que ?es mucho? y que no esta resultado fácil compaginar la dirección de las dos.

El balance de estos primeros nueve meses, donde su coche ha sumado cuarenta mil kilómetros, es un balance- afirma- ?típico de principiante?. Un ?principiante? que, añade, también sufrió hace nueve meses un cambio inesperado al venir a Huesca y Jaca. Una segunda oportunidad que aceptó y de la que, asegura, está aprendiendo mucho. 440 parroquias, 140 sacerdotes, 125.000 habitantes, 12 arciprestazgos y unos presupuestos difíciles de ajustar son argumento suficiente para no descansar.

Jesús Sanz cumple ahora nueve meses desde su nombramiento , una buena parte de este tiempo lo ha dedicado a conocer los pueblos y las gentes de las diócesis . En el último trimestre el obispo reconoce que las situaciones han sido más duras e incluso más difíciles, al iniciar los nuevos nombramientos y los cambios que ello conlleva.

Para el obispo , el objetivo no era cambiar por cambiar o perpetuar a los sacerdotes en sus parroquias. La finalidad ha sido la de dar una segunda oportunidad de volver a empezar

Estos nuevos destinos, asegura el obispo, han sido bien entendidos en general , excepto en algunos puntos como Sádaba donde la respuesta de un sector de la población no se ha hecho esperar o en el cambio de director del Museo. Desde manifestaciones, hasta la crítica personal este fin de semana a través de octavillas donde declaraban al obispo ?persona no grata?, en este pueblo. Jesús Sanz acepta las críticas pero, nunca, el insulto

El obispo no entiende que se utilicen estas decisiones como arma arrojadiza cuando los nombramientos pretenden cambiar a personas y distribuir de otro modo sus responsabilidades.

Jesús San en su mensaje semanal ha escrito este fin de semana sobre los nombramientos indicando que el objeto ? no es que las cosas sigan como están, simplemente porque así se venia haciendo. Tampoco el objetivo es ponerlo todo al revés por el prurito de cambiar. Ni un inmovilismo intocable, así como tampoco cambiar por cambiar irresponsable?

Comentarios