Indefiniciones

Nuria Garcés

A veces, uno se pregunta cómo se hace el urbanismo de una ciudad. Cómo se diseña, en función de qué y basándose en qué posibilidades, variables o ?ventoleras?. Quien dice el urbanismo, dice otros asunto como la ubicación de determinados servicios, en este caso, el mercadillo ambulante.

Al margen de cómo haya acabado el mercado este martes, o sea, como el rosario de la aurora, al ciudadano le surgen muchas dudas. Hasta ahora, a los oscenses se les había dicho que el mercado de los martes y los sábados se ubicaría en el solar del Polígono 29, donde estuvieron las ferias en San Lorenzo. Sería una ubicación transitoria hasta que, más adelante, se les puediese llevar más hacia el sur de este polígono, porque allí se construiría el Palacio Multiusos. La medida no gustaba a los vendedores, que se han quejado insistentemente al ayuntamiento de Huesca en estos últimos días.

Y de repente, este lunes, responsables del concejo sorprendían una vez más, anunciando que la ubicación que iban a tener desde este martes sería la definitiva. La verdad es que no se entiende que, tras meses de tener tomada una decisión, de repente se modifique. Porque el ciudadano se pregunta por qué tal premura para unas cosas y tal lentitud para otras. Por qué unos cambios tan rápidos y otros que no llegan nunca. Por qué a unos colectivos se les atiende rápidamente y a otros prácticamente ni se les escucha. Los vecinos de San Vicente de Paúl hoy habrán respirado (y dormido) tranquilos y, probablemente, no quieran volver a hacerse algunas preguntas. Pero habrá que recordar a ellos no se les atendió tan rápidamente, a pesar de lo que han ?tragado? y protestado estos últimos meses.

Parece que finalmente este martes no ha habido acuerdo con los ambulantes y se han levantado los puestos o ni siquiera se han llegado a plantar. Habrá que ver qué ocurre el sábado. En todo caso, surgen más dudas. El resto de la semana, allí junto a la avenida de los Danzantes, ¿quedará ya para siempre, dado que va a ser la ubicación definitiva, una gran explanada asfaltada para que sea solamente ocupada los martes y los sábados por la mañana?. Y todo esto, en lo que será la zona del Polígono 29 más cercana a Huesca, casi su ?puerta?. Tanta indefinición preocupa, porque una cosa es la provisionalidad y otra, lo definitivo.

Comentarios