El PAR plantea una conexión directa de las futuras autovías

El Partido Aragonés ha presentado en las Cortes de Aragón una proposición no de Ley, impulsada por su diputado Antonio Ruspira, en la que plantea que el Gobierno central ?en el marco de la definición de nuevas prioridades sobre las redes de transporte por carretera y junto con el previsible impulso a la autovía de Lérida a Francia por Viella (A-14), considere los diversos argumentos favorables al desdoblamiento de la N-123 entre Barbastro y Benabarre, enlazando las futuras autovías A-14 y A-22 (Huesca-Lérida), y por tanto acuerde iniciar la correspondiente tramitación para su construcción?.

La iniciativa será debatida en el Pleno de las Cortes este jueves y argumenta que Aragón ha visto frustrada su expectativa y posibilidades de acoger ?el gran paso de carretera España-Francia, a través de los Pirineos centrales, que ambos estados se plantean desde hace tiempo como tercer gran eje ante los ya saturados pasos de Irún y La Jonquera?. ?La expectativa generada hace dos décadas? por la posible autovía a través de Somport ha resultado fallida ?por diversas circunstancias? y hoy no existe una ?comunicación solvente? desde Aragón a la red de autovías de Francia y Europa, y tampoco programación o perspectivas para trazarla.

En consecuencia, nuestra Comunidad está «bloqueada» hacia el Norte por carretera, sin opciones para aprovechar su situación, ni los flujos de transporte que recibe o impulsar en mayor medida su apuesta por la logística. Sin embargo, hay planes en otras zonas y en concreto, avanza el desdoblamiento del túnel de Viella y la autovía Lérida-Viella-frontera (A-14) está en la última fase de elaboración de su estudio informativo definitivo y ?puede ser a corto o medio plazo el tercer gran paso de los Pirineos?, independientemente de que su trazado se ultime al completo sobre la actual N-230 y compensando el mismo inconveniente que Somport -la deficiente carretera en Francia- por factores favorables como las menores altitud y distancia a la autopistas francesas, además de un túnel desdoblado y en España.

Por ello, la iniciativa del PAR reconoce que gran parte del tráfico de la Península a Europa se desviará por Lérida, restando potencialidades a Aragón y aislando a Huesca y el Alto Aragón, salvo en todo caso los municipios lindantes con la N-230.

Sin renunciar a la reivindicación del Somport, ?la solución -indica- ya ha sido señalada por una entidad de sólidos y técnicos criterios como el Colegio Oficial de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Aragón que en sus alegaciones al estudio informativo de la A-14, propone el desdoblamiento de la N-123 entre Barbastro y Benabarre. De esta manera, el nuevo trazado en autovía vincularía la A-14 con la A-22 (Lérida-Huesca) en Barbastro, y por Huesca con la A-23 (Somport-Sagunto), potenciaría el eje Zaragoza-Toulouse y la posición de la capital aragonesa, contribuiría a vertebrar decisivamente Aragón y su equilibrio territorial, así como el cuadrante Nordeste peninsular y el espacio subpirenaico, distribuiría los tráficos y sus favorables consecuencias con menor rigidez, y mejoraría las interrelaciones de España con Francia?.

Por lo tanto, en el actual ?período de revisión por parte del nuevo Gobierno central sobre el Plan de Infraestructuras?, se señala esta opción por la que se propone esta nueva conexión entre las futuras autovías, implicando a todo Aragón con el nuevo paso de los Pirineos por carretera de gran capacidad

Comentarios