El Presidente de la CREA pide tranquilidad y prudencia en la introducción de cambios en la normativa empresarial

El Presidente de la Confederación de Empresarios de Aragón (CREA), Julián López Babier, ha pedido ?tranquilidad y prudencia? en la introducción de cambios en la normativa empresarial que, como la Responsabilidad Social Corporativa (RSC), no deben convertirse en ?una obligación extenuante? sino en una forma de reforzar los vínculos entre empresa y sociedad. En la clausura de una jornada dedicada a la RSC por la Confederación y la Fundación CREA, con el patrocinio de Ibercaja, López Babier ha abogado por una implantación ?de forma voluntaria de los compromisos de carácter económico, social, cultural y medioambiental?.

El Presidente de la CREA se ha mostrado convencido de que las empresas deben colaborar en la consecución de un mundo más justo y humanizado a través de ?buenas prácticas, transparencia económica, buenas relaciones humanas y respeto al medio ambiente?. Y ha apostado como mejor medio para lograrlo por la implicación de todos los estamentos implicados en la empresa, ?aglutinante de factores de iniciativa, capital y trabajo? que ha generado riqueza y empleo para la sociedad adaptándose constantemente a la evolución social, normativa y económica.

Reforzando la tesis del presidente, el Secretario General de la CREA destacó lo fundamental de la voluntariedad ?porque cuando hay una ley o normativa ya no tiene valor ético? y, en todo caso, destacó que la responsabilidad social corporativa se impute exclusivamente a las empresas y pidió que el concepto de responsabilidad llegue a todas las organizaciones, y que en la CREA se tiene la idea muy clara de defensa de todo aquello que conlleve responsabilidad corporativa, pero sólo desde la voluntariedad.

A modo de conclusión, un estudio de la CREA resume que la RSC debe ser considerada como un activo para la empresa, a integrar voluntariamente por las empresas en su gestión y que puede aportarle un claro valor añadido, aspectos que de una u otra manera fueron asumidos por todos los ponentes.

Julián López Babier redundó en que debe existir un diálogo sin condiciones ni exigencias para la puesta en marcha de todas las mejoras en las empresas. Junto a ello, el Consejero de Industria, Comercio y Turismo de la DGA, Arturo Aliaga, cerró la Jornada Responsabilidad Social Corporativa y su impacto en la empresa, que ha contado con la participación de los Secretarios Generales de la CREA y UGT, Fernando García de Leániz, y Julián Lóriz, respectivamente, Francisco José Gutiérrez, Director General de Tea Cegos Deployment; Victor Viñuales, Director de la Fundación Ecología y Desarrollo; Francisco Bono, Jefe de Comunicación, Estudios y Empresas de Desarrollo Regional de Ibercaja; y Roberto Suárez, Responsable del Área social-internacional del Dpto. de Relaciones Laborales de CEOE, entre otros.

Comentarios