El gasto en alimentación desciende un 7,3 por ciento durante el periodo estival

El Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación (MAPA) ha publicado los datos de consumo recogidos en ?La alimentación mes a mes?, de julio y agosto, de los que se desprende un descenso del gasto en alimentación en el periodo estival del -7,3%. Este descenso se ha visto favorecido, en parte, porque el consumidor se ha inclinado por productos de temporada estival, como son las gaseosas, bebidas refrescantes, las cervezas, frutas/hortalizas frescas, etc...

Comparando el consumo en verano (julio+agosto) de 2004 con el de los seis primeros meses del año, se ve que las compras de alimentación en verano se han mantenido prácticamente igual a las de los primeros seis meses de 2004 (2.994 millones de Kgs/mes en verano frente a 2.300 Kgs/mes en el primer semestre) con una cifra comparativa del -0,3% para el consumo medio mensual.

Los precios medios en verano han reducido significativamente (-7,1%) al compararlos con los del semestre, lo que ha provocado un descenso del gasto en alimentación en el periodo estival del -7,3%.

En cuanto al consumo acumulado enero-agosto se observa un incremento del 3,2% en volumen y de un 7,8% en valor, respecto al mismo periodo del año anterior.

La alimentación en hogares en agosto ha tenido un incremento más bajo que el observado en julio para las cantidades compradas, con casi un punto menos de crecimiento, pero sobre todo para el gasto en alimentación que ha sido de 5,8 puntos menos. Este descenso en las compras se debe, en parte, a que en el mes de vacaciones se consume menos en el hogar y este año el precio de las frutas/hortalizas frescas, productos de temporada, han sido más baratos que en el año 2003.

Los productos que han tenido un incremento de consumo mayor en el verano frente al semestre han sido: las gaseosas/bebidas refrescantes (26,5%), las cervezas (25,3%), las frutas frescas (19,8%), el agua mineral (16,1%), zumos de frutas (14,7%), vinos espumosos/cavas (11,4%), hortalizas frescas (6,7%) y patatas frescas (1,9%).

Los productos con mayores descensos de consumo en verano al compararlos con el semestre han sido las legumbres (-27%), los chocolates y cacaos (-25 %), las patatas congeladas (-22,7 %), la carne (-19,9%), los vinos de calidad (-19,6%), las pastas (-19,4%), la bollería/pastelería (-16,3%), las frutas/hortalizas transformadas (-15,5%), los huevos ( -14,7 % ), los platos preparados ( -14,1% ), la leche líquida (-13,3%), el pan (-12,9%) y los productos de la pesca (-10%).

Los mayores aumentos de precios, según los datos del Panel de Consumo del MAPA, del verano frente al semestre se han producido en el aceite de oliva (8,2%), le siguen los platos preparados (6,8%), la carne (6,5%), arroz (6,4%), las pastas (5,1%), el pan (3,7%) y las frutas/hortalizas transformadas (1,6%). En cuanto los alimentos que aparecen con menores precios en verano son los espumosos y cavas (-13%), las hortalizas frescas (-11,6%), los vinos de calidad (-7,6%), las patatas frescas ( -6,5%), los cafés/infusiones ( -5,9%), las frutas frescas (-5,4%), los vinos de mesa (-5,4%) y los huevos (-3,8%).

En cuanto a los precios, se ha anotado un aumento en el aceite de oliva. Sin embargo, las patatas que siguen con precios altos, han frenado el aumento y han tenido un descenso en estos dos meses al compararlo con los del semestre, lo que ha repercutido en el aumento del consumo.

Comentarios