La empresa “Poliamidas del Alto Aragón, S.A.” pendiente de la redacción del proyecto

En estos momentos, desde el Ayuntamiento de Barbastro y el Gobierno de Aragón se continúa trabajando en mejorar la situación laboral en Barbastro y en la Comarca del Somontano, con objeto de paliar los efectos del cierre de la factoría de Seb Ibérica, que tenía lugar el pasado mes de junio y que afectaba a 271 trabajadores. Una de las actuaciones más inmediatas es la instalación de la empresa ?Poliamidas del Alto Aragón, S.A.? que según ha adelantado el alcalde de Barbastro, Antonio Cosculluela, se está pendiente de la redacción del proyecto.

La puesta en marcha de esta nueva empresa, cuya instalación anunciaba el presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, durante la inauguración de la última edición de Ferma, supondrá la creación de 70 puestos de trabajo y una inversión de cuatro millones de euros. Uno de los pasos que ya se ha dado desde el Gobierno de Aragón es la adquisición de las parcelas en las que se ubicará.

La intención de la empresa ?Poliamidas del Alto Aragón S.A.?, es que el acceso a estos puestos de trabajo sea prioritario de los residentes en Barbastro y su comarca, con objeto de paliar parte de los problemas de deslocalización producidos en la zona. Además, el Gobierno de Aragón participará en el capital de la empresa a través de Savia Capital Inversión, con 600 mil euros.

Otro paso a favor ha sido la puesta en marcha de la sección de motores en las instalaciones que el Grupo SEB tiene en Barbastro de la que se encarga la empresa LIESSER Cinca de La Almunia de San Juan, que ha supuesto la creación de veinte puestos de trabajo. Cosculluela confía en que la empresa altoaragonesa asuma ?nuevas cargas de trabajo que supondrá un incremento del número de trabajadores?.

La producción va destinada a las factorías que la multinacional francesa tiene en Urnieta, Méjico y Egipto, que se encargarán de fabricar el denominado ?motor 80? destinado a los picadores y licuadoras que comercializa SEB Ibérica.

El alcalde de Barbastro comenta que, al margen de estas dos nuevas empresas, se está trabajando en la implantación de nuevas actividades económicas. Algo que se está llevando con ?esmero, aunque en ocasiones la decisión que tomen no depende del Ayuntamiento?. Al mismo tiempo, explica Cosculluela, continúan llegando empresarios interesados en seguir invirtiendo en otros sectores como es el vinícola.

Comentarios