CHA denuncia que el Plan Integral de Residuos de Aragón obvia “la basura electrónica”

La portavoz de Medio Ambiente de CHA en las Cortes, Yolanda Echeverría, ha presentado una batería de preguntas al consejero de Medio Ambiente, Alfredo Boné, sobre la gestión de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos en Aragón. La diputada se ha mostrado ?muy preocupada? por el hecho de que ?el departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón no haya hecho ni una sola mención al respecto, ni siquiera en el borrador del Plan Integral de Residuos? cuando precisamente ahora se está ultimando la ley estatal de transposición de la Directiva Europea de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEES), y otras Comunidades Autónomas ya están estudiando cómo armonizar sus políticas de reciclado con las nuevas exigencias.

?La cuestión no es baladí, si tenemos en cuenta que una familia media de un país occidental como España tiene cerca de una treintena de aparatos eléctricos y electrónicos en casa?, señala Echeverría, que explica que los RAEES suponen actualmente entre el 4 y el 5% del total de los residuos urbanos, y su crecimiento anual permite calcular que el porcentaje anual llegará al 10% en el año 2010. Según datos de la Unión Europea, este tipo de residuos crece tres veces más rápido que el resto. ?Además, en muchos de estos aparatos hay presencia de sustancias peligrosas, que necesitan de una gestión adecuada y diferenciada del resto de residuos urbanos?, añade la diputada aragonesista.

A raíz de la aprobación, en el año 2202, de Directiva Europa 2002/96/CE sobre RAEES, todos los países miembro debían hacer una transposición de esta legislación a la normativa estatal antes del 13 de agosto de este año. A pesar de que el plazo ya ha finalizado, en España el Ministerio de Medio Ambiente está todavía debatiendo con las asociaciones empresariales del sector y ultimando el borrador del Real Decreto que deberá regular su reciclaje y tratamiento. ?Queremos conocer la opinión del Gobierno de Aragón sobre este borrador, si está consultando con los empresarios productores y comercializadores aragoneses del sector y qué tipo de tratamiento tiene previsto dar el departamento de Medio Ambiente a este tipo de residuos?, concluye Yolanda Echeverría.

Este borrador ha sido enviado a los Gobiernos de las distintas Comunidades Autónomas para que hagan sus aportaciones, ya que algunos de ellos ya tienen legislación al respecto o han impulsado experiencias de reciclaje. Así, Cataluña tiene declarado como servicio público desde 1993 el tratamiento de frigoríficos, pilas o fluorescentes y, desde 2002 impulsa la construcción de una planta de reciclaje y un sistema de puntos limpios para RAEE. También Andalucía cuenta desde el año pasado con un decreto que regula el procedimiento de autorización para el funcionamiento de Grupos de Gestión y Sistemas Lineales de Gestión que garanticen la recogida selectiva de RAEEs, así como su reutilización y reciclaje, reduciendo al mínimo su eliminación. Y en el País Vasco ha habido distintas experiencias de recogida y reciclaje de microelectrónica y productos de línea marrón.

El borrador del Ministerio de Medio Ambiente divide en 10 categorías los principales residuos a los que afectará la nueva regulación: grandes y pequeños electrodomésticos, equipos de informática y telecomunicaciones, aparatos electrónicos de consumo (radios, videos, televisores), aparatos de alumbrado, herramientas eléctricas y electrónicas, juguetes y equipos deportivos y de tiempo libre, aparatos médicos, instrumentos de vigilancia y control (como termostatos o detectores de humos) y máquinas expendedoras.

Comentarios