Más de 50 conductores implicados en accidentes con jabalís no han cobrado la indemnización de la DGA

2004101616 jabali.JPG

La nueva ley de caza está suponiendo una complicación para los conductores que se ven implicados en accidentes con animales cinegéticos como es el caso de jabalís, ciervos o rebecos. Según la ley es la DGA la que debe pagar el coste de la reparación del vehículo, sin embargo conductores y aseguradores aseguran que el gobierno autónomo no está cumpliendo.

A día de hoy solo tres personas han cobrado la indemnización que contempla la ley de caza en accidentes provocados por animales cinegéticos. Según los conductores y las aseguradoras desde que es la DGA la que tiene que correr con los gastos del accidente todo son problemas y cortapisas. La ley entró en vigor en junio de 2002, desde entonces más de 50 personas en la provincia de Huesca esperan una indemnización que no llega, según ha explicado Pedro Marín, experto en caza.

Es el caso de Carlos, vecino de Casbas, un jabalí se le cruzó en la carretera en agosto de 2002. La Guardia civil levantó atestado del percance, certificando que el accidente lo había producido un jabalí. Tras tres juicios, Carlos todavía no ha cobrado las 280.000 pesetas que le costó arreglar su vehículo. Un vehículo que, además, utiliza para trabajar.

Según Ismael Suelves, Presidente del Colegio de Corredores de Seguros, la situación es preocupante. La ley no tiene reglamento, lo que complica su aplicación, una circunstancia a la que se está acogiendo la DGA para no asumir las indemnización que contempla la normativa.

Además, el rosario de documentación que la DGA exige para abrir un expediente es interminable.

Para Suelves el atestado de la Guardia Civil es fundamental. El atestado y el animal, ya que si este no ha muerto y no ha dejado marcas en la carrocería del vehículo es imposible cobrar.

Comentarios