Plan de choque contra la siniestralidad laboral en la construcción

2004102020 sinistralidad laboral construccion.jpg

En lo que va de año, nueve trabajadores de la construcción han perdido la vida en Aragón durante su jornada laboral. La cifra se duplica con respecto al mismo periodo del pasado año. No obstante, la incidencia es de 30 puntos inferior a la media nacional.

El Gobierno de Aragón, junto con las organizaciones empresariales CREA y Cepyme, y los sindicatos UGT y CCOO han acordado en el seno del Consejo Aragonés de Seguridad y Salud Laboral impulsar un Plan de Choque contra la accidentalidad en el sector de la construcción. El plan recoge un conjunto de medidas dirigidas a reducir la siniestralidad laboral en uno de los sectores más castigados por los accidentes. Entre enero y septiembre de 2004 se han producido en Aragón 3.383 accidentes con baja en el sector de la construcción, lo que supone un descenso del 4,6% respecto al mismo periodo del año anterior. Mientras que los accidentes leves y graves han descendido un 4,5% y un 20,3%, respectivamente, los mortales han aumentado, al pasar de cinco en los primeros nueve meses de 2003 a nueve en el mismo periodo de este año.

Con esta iniciativa, el Ejecutivo autonómico quiere reforzar las políticas que está llevando a cabo en materia de prevención de riesgos y que se han materializado en el Plan Director de Prevención de Riesgos Laborales de la Comunidad Autónoma de Aragón. El Plan Director cuenta, entre otras acciones, con el Programa Construcción.

El director general de Trabajo e Inmigración del Gobierno de Aragón, Ángel Moreno, ha presentado hoy junto a los representantes del Consejo Aragonés de Seguridad y Salud Laboral las principales actuaciones que se van a llevar a cabo en el Plan de Choque. La presentación coincide con la Semana Europea para la Seguridad y Salud en el Trabajo, que promueve la Agencia Europea para la Seguridad y Salud en el Trabajo y que este año se centra en el sector de la construcción.

Así, el Plan contempla la realización de cursos específicos para aquellas personas que vayan a crear una empresa dedicada a la construcción. Con el fin de incrementar la cultura preventiva, se impartirán clases sobre los riesgos asociados a las distintas fases y trabajos de la construcción, actuaciones ante emergencias o la normativa que atañe al sector.

Otra de las iniciativas es la potenciación del Aula Permanente de la Fundación Laboral de la Construcción, que realiza labores formativas para trabajadores, ampliando el número de cursos e incluyendo a los trabajadores de nueva incorporación al sector. Asimismo, se incidirá en la formación de los trabajadores inmigrantes no hispanoparlantes.

Otro de los aspectos que incluye el Plan de Choque tiene que ver con la vigilancia de la salud de los trabajadores no fijos del sector. Estos trabajadores deben someterse al proceso de vigilancia de la salud cuando cambian de empresa a lo largo del mismo año. Con el fin de evitarlo, el Instituto de Seguridad y Salud Laboral de Aragón (ISSLA) establecerá una base de datos en la que figurará la fecha en que a cada trabajador no fijo del sector se le efectúa la vigilancia de la salud, así como la entidad que realiza el estudio, con el fin de que el trabajador pueda justificarlo.

El plan incluye establecer contactos con el Colegio de Notarios y la Federación de Municipios para comprobar la legalidad en el inicio de cualquier trámite de establecimiento empresarial y para que cualquier obra que dé comienzo en los municipios aragoneses sea comunicada a la Administración. Este trámite permitirá una supervisión de las obras, así como la realización de tareas de vigilancia y control.

Por otro lado, el Gobierno de Aragón creará un registro de Delegados de Prevención en las empresas de la Comunidad Autónoma. Se pretende así reforzar la importancia de los delegados de prevención y disponer de un registro completo de representantes de trabajadores en las empresas aragonesas.

Otra de las medidas es la elaboración de un Código de Buenas Prácticas en la subcontratación, una práctica consolidada en el mercado actual, sobre todo en el sector de la construcción. Además, se pretende estimular el registro de empresas y trabajadores participantes en una obra. Este objetivo es común a los planteados en otros puntos de este Plan de Choque, pues es de vital importancia que las obras se establezcan dentro de la legalidad vigente. Otra de las actuaciones que se va a llevar a cabo es reforzar las visitas a empresas o centros de trabajo. Con el fin de impulsar la gestión preventiva, los agentes sociales y económicos realizarán visitas a empresas y centros de trabajo, visitas que se complementarán a las que realiza la Administración.

LA SINIESTRALIDAD EN LA CONSTRUCCION

En el periodo 1998-2003, el índice de incidencia de los accidentes de trabajo con baja en la construcción (el número de accidentes con baja por cada mil trabajadores) muestra una tendencia descendente en Aragón, y es casi 30 puntos inferior a la media nacional en esta actividad. Entre enero y septiembre de 2004 se han producido en Aragón 3.383 accidentes con baja en el sector de la construcción, lo que supone un descenso del 4,6% respecto al mismo periodo del año anterior. Mientras que los accidentes leves y graves han descendido un 4,5% y un 20,3%, respectivamente, los mortales han aumentado, al pasar de cinco en los primeros nueve meses de 2003 a nueve en el mismo periodo de este año.

Comentarios