La pintura de Almicar en Benasque

La Casa de Cultura de Benasque ha inaugurado una exposición de Amilcar, pintor tinerfeño residente en el Pirineo aragonés. La muestra, patrocinada por Ibercaja con la colaboración del Ayuntamiento de la población oscense, se prolongará hasta el 9 de noviembre, con horario de cuatro y media a ocho de la tarde.

Amilcar, presenta una parte de su obra protagonizada por el color y la luz. Los expertos definen el trabajo de este pintor como expresionista, por lo que ese movimiento tuvo de libertad en el uso de las formas y los colores. Para el espectador, acercarse a la pintura de Amilcar, es como adentrarse en un mar de azules intensos, verdes profundos y cálidos dorados y rojos.

Según la crítico de arte, Áurea Galán de Silva, pasear por esta última muestra de Amilcar ?es sumergirse de lleno en la emoción que produce un manantial de luz primigenio y pirenaico, es una dimensión puramente onírica cuyo detonante es la imagen vista desde el ojo de un felino; cambiante caleidoscópica?.

Amilcar nació en Tenerife en 1945. A los dieciocho años emigra a Inglaterra, donde permanece durante 13 años. Allí completa su formación con diferentes cursos de técnicas pictóricas y realiza varias exposiciones colectivas. Comparte su afición por el arte y la pintura con otras actividades y trabajos para poder mantenerse económicamente.

En 1978 se instala en Suiza, país en el que continúa pintando y donde realiza su primera exposición individual en el año 1989. A partir de entonces sigue exponiendo su obra en las ciudades suizas de Vevey, Lausanne, Neuchatel y Vouvry.

En 1996, Amilcar regresa a Tenerife y expone en Puerto de la Cruz y en La Orotava. Tres años más tarde, no termina de sentirse integrado en Tenerife y decide buscar un lugar más parecido a la Suiza en la que ha vivido casi veinte años. Encuentra la población de Aragües del Puerto, en el Pirineo Aragonés.

Entre sus exposiciones más recientes destacan dos,, una en la Galería Labati, situada en el mismo Aragüés del Puerto y otra posterior, en el Centro Cultural Ibercaja Guadalajara.

Comentarios