El Tribunal Supremo rechaza el recurso de casación sobre la reversión del cuartel General Ricardos de Barbastro

Finalmente y tras dos años de espera, el Tribunal Supremo ha respondido al Ayuntamiento de Barbastro para comunicarle la no admisión del recurso de casación presentado por el consistorio en relación a la reversión de los terrenos del acuartelamiento General Ricardos, hoy en día propiedad del Ministerio de Defensa. Se cierra así la vía judicial, a pesar de que continúan las negociaciones con Defensa y DGA, pendientes en estos momentos de la firma del convenio para fijar la cantidad que se va a pagar por la compra de los terrenos.

El alcalde de Barbastro, Antonio Cosculluela, respeta la decisión tomada por el Tribunal Supremo, aunque no la comparte, considerando que ? no ha entrado a juzgar el fondo del asunto y sin tener en cuenta los fundamentos jurídicos que el consistorio alegaba en defensa de la reversión de los terrenos?.

Una medida que se adoptaba en el mes de septiembre de 2002, tras el fallo del Tribunal Superior de Justicia de Aragón a favor de los intereses de Defensa. Recurso que respaldaban todos los grupos políticos.

El motivo que ha alegado la Sala 3ª del Tribunal Supremo para no admitir el recurso de casación, explica Cosculluela, es que ?el escrito de preparación no contenía los requisitos exigidos en la normativa?.

La prueba de la cesión de los terrenos, a principios de siglo, que obra en poder del consistorio es un certificado que sirvió de base para escriturar esos terrenos, ya que los archivos municipales desaparecieron durante la Guerra Civil. En este documento se cita textualmente que los terrenos se ceden para la instalación de un destacamento de artillería, ?y sólo para ese uso?.

Se cierra así la vía judicial, aunque continúan las negociaciones con Defensa y el Gobierno de Aragón, en estos momentos pendientes de la firma del convenio por el que se estipule y se cierre el precio de compra de los terrenos.

También se continúa a la espera del destino definitivo que se le dará a los terrenos. Un asunto que el Ayuntamiento de Barbastro está trabajando conjuntamente con la consejería de Ordenación del territorio del Gobierno de Aragón, confiando en que antes de final de año se llegue a un acuerdo. De esta forma, comenta Cosculluela, se podrá comenzar a diseñar los planes de futuro que se reservan para estos terrenos, que cuentan con una superficie de cerca de 170.000 metros cuadrados.

Comentarios